+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RECURSOS MUNICIPALES

El cobro por el uso de las pistas de montaña se extiende por el Pirineo

Las empresas de aventura consideran que la medida reducirá la afluencia

 

Un cartel advierte a los automovilistas de que es necesario pagar para subir a Peña Montañesa, al fondo. - AYUNTAMIENTO DE LASPUÑA

F. V.
03/07/2017

Las máquinas expendedoras de tiques a la orilla de algunos caminos del Pirineo son una figura nueva, casi llamativa. Los ayuntamientos del Pirineo, sobre todo en el Sobrarbe, han empezado a cobrar por el acceso en vehículo de motor a pistas de montaña muy transitadas, como la que sube al ibón de Plan desde Saravillo.

La medida, que empezó tímidamente hace dos años, se ha ido extendiendo y cada temporada aumenta el número de consistorios que establecen la obligación de pagar para poder usar algunos servicios o infraestructuras.

Los responsables municipales argumentan que el dinero recaudado se dedica al mantenimiento de los caminos y redunda en la mejora de la red de pistas. Pero en las empresas de aventura las cosas se ven de otra manera.

«El cobro por el uso de caminos públicos puede reducir la afluencia de turistas, cuando el objetivo debería ser favorecer la llegada de visitantes», lamenta Nacho Cifuentes, responsable de la Asociación de Empresas de Turismo Deportivo de Aragón (Aetda) en el Sobrarbe. «Eso es importar usos de la ciudad, donde se cobra por todo, e implantarlos por las buenas en las zonas rurales», afirma.

Como ejemplo pone dos pistas que suben a Peña Montañesa desde el pueblo de Laspuña. «Desde este año, a los particulares les cuesta tres euros por viaje, pero las empresas que suben a aficionados a la bici de montaña para que puedan hacer descenso tienen que pagar 500 euros por la temporada completa», informa. El resultado, dice, es que los taxistas han decidido no hacer ese trayecto «porque no les sale rentable».

aceptación // Sin embargo, en el Ayuntamiento de Laspuña consideran que se trata de un precio «razonable» y «justificado». «Se paga por vehículo, no por número de personas, y se trata de una cantidad asumible», subraya Antonio Castillo, alcalde de la localidad sobrarbense. De hecho, añade, «la mayoría de la gente lo ha aceptado».

Bielsa es otro de los municipios que, a partir de este verano, ha decidido cobrar por circular por algunas de sus pistas, en concreto las que conducen a La Estiva, Ruego y Montiniés. El precio estipulado será de uno o dos euros por vehículo.

DESTROZOS // «Teníamos que hacer algo porque, de tanto usarlas, las pistas se deterioran y se quejan los ganaderos y otros usuarios», señala Pedro Sampietro, concejal del pueblo pirenaico. La ventaja del sistema de cobro, apunta, es que el dinero obtenido se reinvertirá en la montaña. «Lo que se obtenga se gastará en compactar el firme, limpiar las cunetas y mejorar la señalización», manifiesta.

Además, señala Sampietro, el ayuntamiento correrá con el gasto del acondicionamiento de las fuentes, la creación de miradores con paneles explicativos y el mantenimiento de los cortafuegos, «de forma que todo lo recaudado vuelve a la montaña».

Por otro lado, en los pueblos partidarios de cobrar por el uso de pistas han comprobado que el paso de todoterrenos y otros vehículos provoca destrozos en los caminos que luego es necesario arreglar.

Pero Cifuentes considera que la reinversión de los ingresos por el uso de pistas «no se ha notado». «Yo diría que los caminos siguen en bastante mal estado», opina.

El alcalde de Laspuña sale en defensa de la labor de los municipios. «Nuestro término tiene más de 60 kilómetros de caminos que cuesta mucho dinero mantener», argumenta. Solo el año pasado, el pueblo se gastó 40.000 euros en el cuidado de «algunas» de las pistas.

Desde su punto de vista, la atención que se presta a la red de caminos hace que estos se encuentren «en las mejores condiciones posibles». Pero se trata, añade, de uno de los muchos gastos que deben soportar las arcas municipales. «Los ayuntamientos pequeños estamos ahogados porque tenemos que dar muchos servicios y se ponen muchas cortapisas burocráticas a la explotación del monte», sostiene Castillo. Hasta hace unos años, explica, la extracción de madera daba beneficios suficientes para mantener las pistas.

Pero, de un tiempo a esta parte, se ejerce un férreo control sobre las talas, de forma que, si se exceptúan los pastos, «el monte se ha quedado solo para el ocio».

En la Asociación de Empresas de Turismo Deportivo de Aragón creen que el rendimiento económico del cobro por el paso por las pistas será limitado. «No hay apenas vigilancia y no todos pagan», advierte Cifuentes.

   
6 Comentarios
06

Por ACQF 14:50 - 03.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

A pagar, y el que no pueda pagar ajo y agua. ¡VIVA EL ESTADO DEMOCRÁTICO Y social ESPAÑOL!

05

Por Carlos 12:50 - 03.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Un impuesto mas, que no va ha repercutir en la mejora de las pistas, o el monte, vivo en el pirineo y lo veo todos los días. Preguntarle a cualquier pastor de la zona la desidia por parte de los ayuntamientos de pistas, refugios, solo se salva en algún caso los caminos de herradura, y porque los voluntarios nos encargamos de limpiarlos después del invierno.

04

Por albert 12:03 - 03.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Me parece bien abonar esa cantidad simbólica si ello revierte en el mantenimiento de la pista. Ahora bien, hay que reconocer que la pista de La Estiva y la de Montinier han estado cerradas hasta ahora, por lo que su apertura es para generar nuevos ingresos, no para su mantenimiento.

03

Por Asco 11:10 - 03.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Muy cierto, svaler7. Sé a qué alcalde de pueblo, en las inmediaciones del parque nacional de Ordesa, te refieres. El tipo maneja a su antojo la pista que lleva al monte pero lo que cobra por subir a la gente en su autobús no revierte en mantenimiento, sino en su propio beneficio. El cuidado de la pista, exclusivamente hasta donde a él le parece, para entorpecer la labor de la competencia del pueblo de enfrente, se hace con fondos públicos. No lo tragan ni sus parientes...

02

Por svaler7 9:39 - 03.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Soy montañero y, en ocasiones, hago uso de las pistas en coche (si puede mi utilitario). Colaborar con su mantenimiento es necesario, acerca a muchos el medio natural y agiliza las labores de asistencia en caso de una emergencia. Dudo que algo de lo pagado a la Federación de Montaña vaya a parar a estos usos, tienen otras tareas más urgentes e importantes, ni que los ayuntamientos de estas poblaciones pequeñas puedan hacerse cargo del coste que supone tener estas vías en condiciones, sufriendo daños por la circulación de vehículos pero también por inclemencias meteorológicas, aludes, árboles… No me supone ningún problema pagar 2 o 3€ por vehículo, si con ello contribuimos a que eso esté un poco mejor. Y el pago de 500€ a una empresa que genera unos ingresos, los cuales en buena parte dependen del estado de esas pistas, es un importe bastante comedido. Para los que opinen que “son medidas de ciudad donde se paga por todo”, les diré que lo que de verdad nos sorprende a los de poblaciones más grandes son las pistas cerradas permanentemente al público en general, cuando antes, al menos, se podía circular en las temporadas de menos afluencia turística, sin que nadie haga nada. Cerradas por decisiones tomadas en ayuntamientos en los que, gracias a su sistema caciquil y sus tejemanejes en el padrón y demás artimañas, no hay posibilidad de cambio en estas políticas, que permiten una gestión monopolista de las vías por parte de la empresa y el autobús del propio alcalde. Además, las cuotas que se piden a taxistas y guías son hasta 6 veces lo mencionado en esta noticia, el precio del autobús es 10 veces el que se pide en otros similares de servicio público, y lo que se plantea para regular el acceso al tráfico privado en un hipotético futuro anda entre los 15 y los 20€ por vehículo, eso señores, eso sí que es un robo al usuario y un lucro personal gracias a recursos públicos. Sí a la regulación en el uso de las pistas, pero hecha de forma clara y justa.

01

Por Coocun 8:23 - 03.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No se debería poner puertas al monte, pero esto es el resultado de la masificación, así como de comportamientos incívicos en muchas zonas de uso público. Claro que, hay otras maneras de disuasión, como puede ser la instalación de aparcamientos,cerrar pistas a vehículos y luego un par de kilometros de paseo haste el lugar.