+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPORTAJE

Un colegio bajo tierra

  •  
  •  

    EL PERIODICOEL PERIODICO 15/11/2004

    Los niños de diferentes comunidades autónomas son protagonistas de excepción de la iniciativa que lleva a cabo el Ayuntamiento de Escucha con los colegios, mediante la organización de visitas guiadas al museo minero, para que alumnos de la ESO puedan recibir clases prácticas sobre geología y ciencias de la naturaleza en el interior de la mina Se verá .

    En los tajos de avance, realizados por los mineros, se pueden contemplar las diferentes formaciones geológicas, imposibles de ver en la superficie, además de las formas y metodología de la extracción de rocas y minerales; temario incluido en el programa escolar.

    Por grupos

    La mina es recorrida por tres grupos de 22 niños cada hora y cuarto, que acompañados de un guía y su profesor, explican in situ los diferentes elementos geológicos que se pueden observar, así como toda la estructura de la mina con los diferentes tipos de galerías, tajos en piedra y carbón, coladeros de ventilación, entre otros, que han dejado al descubierto rocas sedimentarias, deformaciones de la corteza terrestre, así como los efectos de la acción humana en la naturaleza.

    La particularidad más destacada del museo de Escucha, y que le convierte en el único en su categoría de ámbito nacional, reside en que la totalidad de su visita se realiza en el interior de una auténtica mina, complementada con una exposición exterior donde puede apreciarse, además de la diversa maquinaria utilizada en los años cincuenta, los datos y particularidades de una explotación minera, en una época en el que el carbón era uno de los principales recursos energéticos.

    Según Deborah Montaner, directora del museo minero, se trata de una experiencia "realmente interesante para los estudiantes", en la que se les invita hacer un viaje a la entrañas de la tierra "a más de 200 metros de profundidad, con todas las medidas de seguridad y con el mismo equipamiento de un minero (casco, lámpara frontal con batería y autorescatador), por lo que los niños aprenden mientras se divierten, en una salida cultural de gran contenido educativo".

    El museo, enclavado en la mina Se verá , cuenta con unas dimensiones de 4.000 metros cuadrados y está excavada a más de 200 metros de profundidad. Esta mina de lignito estuvo en activo hasta aproximadamente 1950; y actualmente es propiedad del ayuntamiento de este municipio, quien ha invertido más de 1.652.000. euros para que sea visitada por el público con las máximas medidas de seguridad.

     
     
    Escribe tu comentario

    Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
    Accede con tu cuenta o regístrate.

    Recordarme

    Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

    Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla