+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Coloquio entre adolescentes

Los alumnos trataron los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que los diferentes países tienen que alcanzar antes del año 2030

 

Celaá se despide de los estudiantes del IES Avempace. - NURIA SOLER

S. P. M.
23/10/2019

Los cien alumnos de 3º y 4º curso del Instituto de Educación Secundaria Avempace se agolparon en el salón de actos del centro en el que no dejaron de aplaudir como si tuvieran a una estrella del rock subida al escenario. El silencio no existía para ellos y, bajo la atenta mirada de sus profesores, aplaudieron cada propuesta que sus compañeros explicaban y los comentarios de los asistentes respecto a la presentación de las iniciativas para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Mientras tanto, cinco alumnos elegidos de manera voluntaria repasaban en el escenario una y otra vez las preguntas que les iban a realizar a la ministra de Educación, al presidente de Unicef y al consejero de Educación y Cultura en Aragón. Los temas los tenían claros, ¿Por qué no hay suficientes plazas para la Formación Profesional? ¿Por qué las matrículas tienen un coste elevado? ¿Por qué no se recibe una buena información sobre educación sexual en los centros educativos? ¿Qué se está realizando respecto a los ODS? ¿Y por el cambio climático? ¿Cómo pueden participar los jóvenes si no pueden votar?

Faci mencionó las iniciativas impulsadas por el Gobierno de Aragón relacionadas con la agenda 2030, entre las que citó el proyecto Ebro y el desarrollo de un campus digital que recoja proyectos innovadores en materia de Formación Profesional. Por su parte, Celaá dio una gran importancia a la educación, entre la que espera incluir la educación afectivo sexual.

El presidente de Unicef, Gustavo Suárez Pertierra, agradeció al instituto el compromiso dentro de su proyecto educativo con los ODS convirtiéndolo en un «elemento central» en todo el trabajo elaborado.

Además, la directora del centro, Eva García-Bajo Pierna, le entregó a Isabel Celaá una cápsula del tiempo donde habían metido un dispositivo de almacenaje con cientos de vídeos donde se recogían diferentes propuestas para conseguir un mundo mejor.