+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRIBUNALES

Condenadas 8 personas a 29 años de cárcel por tráfico de cocaína

 

Condenadas 8 personas a 29 años de cárcel por tráfico de cocaína -

EL PERIÓDICO
12/06/2019

Ocho personas, de las que siete son originarias de Colombia, han sido condenadas por la Sección Primera de la Audiencia de Zaragoza a penas que suman en total 29 años y seis meses de cárcel por dedicarse al tráfico de cocaína. Asimismo, el tribunal impone a siete de ellas penas que van de los seis meses a un año de prisión por integración en grupo criminal. La Policía sometió a vigilancia a varios de ellos y les incautó, tanto en sus domicilios como en sus vehículos, unos dos kilos de cocaína y distintas cantidades de otras sustancias estupefacientes, así como herramientas para la manipulación de la droga, libros de cuentas y alrededor de 100.000 euros.

En la vista oral fueron juzgados once sospechosos, pero el tribunal ha absuelto de tráfico de drogas e integración en grupo criminal a tres de ellas y a una cuarta solo de este último delito. Los abogados de los imputados (Armando Martínez, José Luis Melguizo, Olga Oseira y Laura Vela) manifestaron ayer que estudiarán la sentencia para presentar recursos en los casos de condena ante una instancia superior.

Las pesquisas policiales se iniciaron en el mes de marzo del 2018 en torno a dos sospechosos que residían en el paseo Sagasta y en Residencial Paraíso, en Zaragoza. Tras entrar en los domicilios de ambos y realizar seguimientos en coche, se consiguieron datos para extender las investigaciones a otras personas posiblemente implicadas, lo que extendió la red de tráfico a otras localidades, como Huesca y Jaca.

Asimismo, con la correspondiente autorización judicial, se realizaron registros domiciliarios y escuchas telefónicas que llevaron a ampliar el radio de búsqueda a otros presuntos traficantes y consumidores, los cuales se referían a la cocaína, cuando realizaban un pedido, con las expresiones «combustible» y «euritos». La sustancia con la que traficaba pudo ser rastreada en ocasiones y las pistas llevaban a Madrid, adonde un acusado viajaba con frecuencia.