+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

-TRIBUNALES ZARAGOZA

Condenado a 3 años de prisión por abusos sexuales a una nieta de 5

La sentencia prohíbe al acusado acercarse a su nieta durante un periodo de 10 años a menos de 200 metros

 

Audiencia de Zaragoza - JAVIER SANCHEZ

EFE
23/01/2018

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a 3 años de prisión a un hombre como autor responsable de los abusos sexuales llevados a cabo sobre una nieta de 5 años de edad que acababa de llegar de Colombia, país de origen del acusado.

La sentencia prohíbe al acusado acercarse a su nieta durante un periodo de 10 años a menos de 200 metros, fija una indemnización de 1.000 euros y establece finalmente una medida de libertad vigilada con la obligación de asistir a cursos de formación sexual durante un periodo de 5 años.

Los hechos ocurrieron una noche del mes de marzo de 2017 en la vivienda familiar del encausado en la capital aragonesa, un mes después de llegar a la casa un hijo suyo con la nieta desde Colombia.

El tribunal considera probado que el acusado, aprovechando que todos los habitantes de la casa dormían, se dirigió a la habitación donde dormía su nieta con una hija suya de la misma edad y le bajó las braguitas para practicar distintos abusos con las manos y bucales.

La niña se despertó instantes después y se lo fue a contar a su abuela, quien afeó a su esposo la conducta antes de iniciar una discusión durante la que le pidió que se marchara del domicilio familiar.

Los hechos fueron denunciados unos días después, al regresar el acusado de uno de los viajes que realizaba como transportista e iniciar una discusión con su hijo que terminó con una llamada a la policía para informar de los abusos imputados.

En los fundamentos jurídicos de la sentencia, el tribunal considera que el hecho de que el acusado se llevara mal con sus familiares no resta verosimilitud ni credibilidad al relato de la niña.

Destacan los magistrados que la niña, durante la práctica de una prueba psicológica ante la juez de instrucción, se desenvolvió con agilidad y de forma extrovertida hasta que fue preguntada por su "abuelito".

La menor rechazó responder a las preguntas del psicólogo pero aceptó relatar lo ocurrido al oído "a la señora que tenía el mismo pelo que ella", en alusión a la instructora.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.