+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FALLO DE UN JUZGADO DE ZARAGOZA

Condenado por maltrato el joven que le amputó el pene a otro

La magistrada le impone 1 año y 10 meses de prisión por lesiones y amenazas. Llegó a lanzar un martillo a su madre y unas tijeras a su hermano pequeño

 

Aarón Jonás B. M., en abril, en el juzgado de lo Penal número 9 de Zaragoza. - CHUS MARCHADOR

L. M. G.
08/05/2019

Aarón Jonás Beltrán Molina, el joven que amputó el pene de otro en Zaragoza en marzo a cambio de 200 euros, acaba de ser condenado por maltratar a su madre y a su hermano pequeño. La magistrada del Juzgado de lo Penal número 9 de la capital aragonesa le impuso una pena de 1 año y diez meses de cárcel, así como 30 días de libertad vigilada. Inicialmente, el encausado, defendido por la abogada Carmen Sánchez Herrero, afrontaba más de 3 años de cárcel.

La jueza reconoce que el procesado y las víctimas dieron versiones contradictorias, si bien resalta que «no puede prevalecer la inconsistente explicación que da el acusado, pues difícilmente se explica su papel de cuidador de su madre cuando él mismo reconoce que en esa época era consumidor de cocaína, y que además se tomaba disolvente e ingería las pastillas que iba encontrando por la casa».

Como hechos probados, la sentencia señala desde que comenzó a residir en la vivienda familiar, en septiembre del 2018, el acusado «comenzó a comportarse de manera agresiva, amenazadora y vejatoria tanto contra su madre como contra su hermano».

Relata que el 16 de septiembre de 2018, a las 4.00 horas de la madrugada, el acusado comenzó a dar gritos al tiempo que golpeando fuertemente el mobiliario de la casa les decía a sus familiares que «o aparecen mis 20 euros u os reviento a todos», siendo avisada la Policía por estos hechos. En otra ocasión, el 20 de septiembre, mantuvo una discusión con su hermano, en aquel momento menor de edad, a quien le dijo: «Maricón, eres una histérica de mierda, me cago en tus muertos». El joven sufrió un ataque de ansiedad tras ello.

El episodio más grave que describe la magistrada tuvo lugar un 1 de octubre, cuando tras pelearse con su madre y su hermano les lanzó unas tijeras y un martillo. Antes de darle un empujón que la tiró al suelo, llegó a decirle: «Cállate la puta boca que te voy a chafar la cabeza». Aarón Jonás Beltrán recibió esta sentencia en la cárcel, donde permanece en situación provisional por la amputación del pene.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla