+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FINANCIACIÓN TERRITORIAL

El Congreso rechaza urgir el pago de los atrasos a las autonomías

Montero dice que el atraso en los pagos no justifica recortes del gasto social. PSOE, UP y ERC tumban una iniciativa de PP, Cs y Vox para apremiar a Hacienda

 

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en el Senado, ayer. - Fernando Alvarado / EFE

ROSA MARÍA SÁNCHEZ
11/09/2019

El Congreso de los Diputados rechazó ayer la propuesta del PP de urgir a Hacienda a abonar a las autonomías las cantidades pendientes o, en su defecto, habilitar un «crédito puente». Los votos de PSOE, Unidas Podemos y Esquerra se unieron para tumbar la iniciativa popular, apoyada por Cs y Vox.

Precisamente, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, pidió ayer al PP en el Senado que no utilice el retraso en la actualización de las entregas a cuenta de la financiación autonómica como una «excusa» para practicar recortes de gasto en las comunidades.

Según Montero, el retraso en el pago de 4.000 millones de euros a las comunidades (unos 900 de ellos, a Cataluña) no implica «ni mucho menos» la necesidad de recortes en el gasto social autonómico. «Todos los que dicen que van a tener que hacer recortes están faltando a la verdad».

En concreto, Montero cargó contra el senador del PP Javier Maroto por haber esgrimido que las autonomías se van a ver abocados a recortar su gasto social. «Si alguna comunidad hace recortes con la excusa de las entregas a cuenta es que tenía previsto hacer recortes de su estado de bienestar», dijo la ministra.

Montero explicó que el retraso en los pagos «impide hacer frente al abono de las facturas, pero no al compromiso de gasto». Añadió que lo que se adeuda a las autonomías equivale «a unos 15 días de tesorería», que el Gobierno espera pagar a final de año, «que es cuando tienen las apreturas».

Además, la ministra precisó que salvo en los casos de Valencia y Murcia, todas las demás comunidades autónomas disponen de tesorería suficiente para hacer frente a sus compromisos hasta finales de noviembre e incluso diciembre.