+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las 43 nuevas calles de Zaragoza (36)

El Cronista real borrará al militar

 

Patricia PuyóPatricia Puyó 16/04/2009

Si alguien conoció el Aragón del siglo XVII ese fue Juan Francisco Andrés de Uztarroz. Su labor de Cronista real no solo se lo permitió sino que lo favoreció. Primero fue, desde 1646, cronista del Reino de Aragón y más tarde lo fue del rey Felipe IV. Su inquietud historiadora le llevó a desarrollar esta tarea. Pero además Juan Francisco destacó como poeta. Por todo ello, está considerado como una de las primeras figuras intelectuales de la Zaragoza del medio siglo.

Nació en Zaragoza en 1606 y fue hijo del jurista aragonés Baltasar Andrés de Uztarroz. Juan se licenció en Derecho en 1638. A los 47 años falleció en Madrid tras una larga trayectoria poética e historiadora. Juan Francisco albergó en su casa `Los Anhelantes', una de las Academias Poéticas más importantes del siglo XVII. Él mismo protegió y editó obras de los escritores barrocos que acudían hasta allí. Un dato destacable de esta academia es que fue frecuentada por Baltasar Gracián. Tal era la amistad y la admiración mutua que sentían ambos escritores que Andrés de Uztarroz prologó a Gracián varias de sus obras.

Entre su bibliografía poética destaca el `Aganipe de los cisnes aragoneses celebrados en el clarín de la Fama' donde hace un recorrido por los literatos aragoneses de su tiempo, al igual que hizo Cervantes con su `Viaje del Parnaso'. Además escribió `Rimas poéticas' y `Poesías diversas'. Estos dos libros no han llegado hasta nosotros y se conoce su existencia gracias al gran bibliógrafo aragonés Félix Latassa, ya que los menciona en una de sus obras. Entre sus piezas históricas, la más importante fue `Progresos de la historia en el Reino de Aragón y elogios de don Gerónimo Zurita' donde aparece una serie de semblanzas de los cronistas del Reino de Aragón, como él lo fue durante el siglo XVII. Estuvo estrechamente relacionado con el mecenas oscense Vicente Juan de Lastanossa. Y es que cuando Andrés de Uztarroz murió, varias de sus obras pasaron a formar parte de la Biblioteca lastanosiana. Sus elogios hacía el historiador zaragozano quedaron reflejadas en sus memorias. Decían así: «Y lo que da sumo realce a esta Librería es varios fragmentos de las fecundas obras del doctor Juan Francisco Andrés, cronistas de estos reinos y de su Majestad».

Andrés de Uztarroz sustituirá a Antonio Adrados en el callejero de Zaragoza. Esta calle está situada en el barrio zaragozano de Torrero. Allí nadie conoce quien fue este militar franquista ni al historiador y cronista real que ocupará su calle.

Juan Fco. Andrés de Uztarroz

Juan Francisco Andrés de Uztarroz nació en Zaragoza en 1606 y falleció en Madrid en 1653. Fue poeta, historiador y cronista del Reino de Aragón y del rey Felipe IV. Sus obras más importantes fueron el `Aganipe de los cisnes aragoneses celebrados en el clarín de la Fama´ y `Progresos de la historia en el Reino de Aragón y elogios de don Gerónimo Zurita´.

Antonio Adrados

Antonio Adrados fue teniente de Ingenieros del bando de los sublevados durante la Guerra Civil española. Adrados luchó en Zaragoza en el bando nacional y llegó a participar en algunas de las batalles más conocidas de la contienda como la cruenta Batalla del Ebro, en la de Huesca y también en la Batalla de Teruel.