+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CENTRO CÍVICO RÍO EBRO

Cruz Roja ultima una exposición para sensibilizar sobre la migración

Una veintena de solicitantes de asilo o protección internacional muestran sus odiseas a través de la fotografía

 

Uno de los montajes que se verán en la exposición. - ISAAC GANUZA

Fran Osambela Fran Osambela
12/11/2019

"Mi nombre es Jousif. Soy palestino de Lebanon. Tengo 45 años. Estoy casado y tengo tres hijos. Nunca pensé en conducir una bicicleta cuando estaba en el Libano porque no hay justicia ni leyes ni frente. Pero cuando vine a España y vi la ley y los carriles dedicados a las bicicletas y cuántas personas mayores y jóvenes andaban en bicicleta me animé...". Obviamente, este texto continúa. El resto se podrá leer completo a partir del día 19 en una exposición en el centro cívico Río Ebro, en el Actur. Se trata de la historia de Jousif y también la de una veintena de personas solicitantes de asilo o protección internacional que residen en Zaragoza amparados por Cruz Roja en espera de que la administración dé una respuesta a su expediente. 

Sensibilizar sobre el fenómeno de la migración es el objetivo principal de una iniciativa que ya tuvo una primera entrega el año pasado en el Pignatelli, sede de la DGA, con motivo del Día Mundial del Refugiado, y que ahora, en el centro Río Ebro, estará abierta al público entre el 19 de noviembre y el 1 de diciembre. El título de la exposición es Objetos con H (Objetos con Historia) y el motivo lo resume bien el autor de la idea, Isaac Ganuza, fotógrafo y monitor en Zaragoza del programa de acogida de Cruz Roja para personas solicitantes de asilo y protección. "Cada protagonista ha elegido un objeto con el que se siente identificado. Ya sea porque lo ha traído de su país o porque lo ha adquirido aquí. Se trata de un elemento simbólico, algo que les importa. Les hemos pedido que ellos y ellas hagan una foto del objeto, y luego yo he hecho otra de cada uno posando con su objeto elegido".

Cartel de la exposición.

El resultado es que a través de ambas fotografías y un texto escrito por cada uno de ellos se lanza un mensaje significativo y esclarecedor de las distintas odiseas que se dan detrás de la decisión de una persona que abandona su país por razones de sexo, raza, religión o política para tratar de comenzar una  nueva vida en otro punto del planeta.

A través de este programa específico, Cruz Roja Aragón se marca el objetivo de servir de puente, de transición entre dos vidas muy diferentes para una misma persona. "Cada uno tiene su historia, alguna más dramática que otra. Cada caso es un mundo". Quien habla ahora es Julián Martínez, director provincial de intervención social de Cruz Roja. "El programa de atención se extiende en varias fases hasta los 18 meses prorrogables hasta los 24 si se dan las circunstancias", añade Martínez, que además destaca cómo el idioma es la principal barrera a superar en la mayor parte de los casos. "Desde el 2016 que comenzó el programa, calculamos que habremos alcanzado el 40% de inserción, lo cual no está nada mal", dice el experto.

Tanto en su centro específico, ubicado en el barrio de La Paz, como en distintos pisos de la capital aragonesa, Cruz Roja tiene ahora mismo 46 plazas para acoger inmigrantes que han tramitado su solicitud de asilo o protección internacional. En paralelo a la tramitación de su expediente o el permiso de residencia y trabajo, reciben distintos cursos y talleres (también apoyo sanitario y psicológico) con el objeto de facilitar su integración lo mejor posible en la sociedad española. "Se trata de que adquieran autonomía. Una vez que la tienen, que se manejan solos, integrados en la sociedad, los apoyos que les damos ya son puntuales". 

Su participación en el proyecto Objetos con H es totalmente voluntaria. Se trata de ofrecerles una opción más que les haga sentirse mejor y más acogidos en un país que no el suyo y con un futuro plagado de incógnitas. "La idea es avanzar en su integración a través del arte --señala Isaac Ganuza--, una opción más que para algunos les resulta muy importante en su etapa de adaptación. Obviamente, detrás de todo esto hay una importante carga psicológica". Ganuza, experto en fotografía abstracta, confiesa que es todo un desafío para él ayudar a dar forma al mensaje que hay detrás de un fenómeno migratorio como este. "Aquí hay poco de abstracto. Esto es realidad pura y dura", dice.

Julián Martínez añade que Objetos con H  es una iniciativa "viva" que se lleva a cabo en paralelo a otros programas y talleres de Cruz Roja y que no depende de una fecha o de una exposición en concreto. "Se trabaja en ello constantemente, otra cosa es cuándo se expongan las fotos al público".

Más allá de la exposición que se abre el día 19 en el Actur, los responsables de Objetos con H tienen ya en la agenda un ambicioso proyecto: llevar la muestra a Ejea, al centro de la Diputación de Zaragoza, un espacio muchísimo más amplio y que requerirá de una logística muy superior. "Las fotografías, obviamente, serán mucho más grandes, y estamos pensando en incluir también información de las zonas de conflicto de las que llegan a España estos inmigrantes. Para que la gente vea de cerca algunas de las razones por las que se han visto obligados a dejar su país", concluye Julián Martínez..