+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Delitos 'caducados'

Numerosos principios jurídicos avalan la necesidad de que las infracciones prescriban, aunque a veces parezca incomprensible

 

El catedrático y abogado Eladio Mateo. - JAIME GALINDO

F. M. H.
29/02/2016

La prescripción de los delitos es uno de los principios que rigen el ordenamiento jurídico español, y europeo. Una regla básica que, sin embargo, a menudo resulta incomprensible para muchos ciudadanos, que en casos como el del convento de Casablanca pueden entenderlo como un premio al delincuente por haber sabido ocultar su rastro durante un tiempo. Un tiempo algo breve, se puede pensar.

Pero el principio que se aplica en estos casos no es el beneficio del reo, explica el profesor de Derecho Penal de la Universidad de Zaragoza (y abogado) Eladio Mateo. Entre otras cosas, porque no hay tal acusado, ya que, como en este caso, no se ha dirigido acción penal contra nadie. Pero incluso si hay presunto autor conocido, el paso del tiempo extingue la responsabilidad penal, si no hay alguna acción relevante en el juzgado que suspenda los tiempos. Una vez cumplido el plazo, castigar un delito prescrito sería como castigar un hecho que el Código Penal no recoge como delito. Un imposible.

La prescripción se basa en diversos principios, explica Mateo. No aplicarla vulneraría el principio de legalidad, porque no se puede castigar lo que no es delito --en este caso, por el paso del tiempo--, además de atentar contra la seguridad jurídica. Según esta, todo ciudadano (delincuente o no) tiene derecho a saber qué es delito y qué no, y qué pena corresponde a cada uno.

También ha de saber cuándo esta responsabilidad se extingue. De hecho, a la prescripción se le aplica la retroactividad, si es beneficiosa para el reo. Si, con una reforma del Código Penal, la responsabilidad se extingue antes, por ejemplo. La caducidad se justifica por otros principios penales, como la desaparición de la alarma social que genera el hecho o la ineficacia del castigo al pasar el tiempo. No hay que olvidar que el fin de la condena es lograr la reinserción.

Además, hay diversas teorías jurídicas que avalan la aplicación de la prescripción, explica el profesor de Derecho Penal. Está la teoría de la enmienda, que presume que el delincuente se ha corregido con el paso del tiempo; la teoría de la expiración moral, según la cual ya habría purgado su culpa por los remordimientos o la teoría de la prueba, que vendría a significar que nadie tiene que verse obligado a buscar pruebas de su inocencia sobre algo que pasó hace mucho tiempo, y cuyos indicios son difíciles de encontrar ya.

Un buen número de delitos dejan de serlo por prescripción. No es extraño, dado que, aunque no haya voluntariedad, ni necesariamente dejadez, no deja de ser un hecho que deja en mal lugar al sistema. Las causas son variadas, desde el volumen de trabajo y falta de medios de los tribunales, hasta el poco interés social y mediático. Acaban cogiendo polvo.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.

   
5 Comentarios
05

Por Ciudadano VII 18:03 - 29.02.2016

La pena de los comentarios es que se opina mucho sin tener ni la más remota idea de lo que se dice. En primer lugar no mezcle deudas (civil) con delitos (penal). El artículo versa sobre delitos. En segundo lugar las deudas con los bancos y las cajas (civil) claro que prescriben e incluso se acaba de cambiar el Código Civil para acortar los plazos. Infórmese antes de soltar afirmaciones infundadas. En cuanto a la prescripción de los delitos (penal) es un debate muy interesante pero el nivel de los comentaristas habituales es tan nimio que cualquier esfuerzo de mantener un intercambio razonable de opiniones es una pérdida de tiempo.

04

Por enrique 13:20 - 29.02.2016

Lo de que los delitos prescriban lo han debido poner los los propios afectados, ya que les pone el escarnio. Aunque lo de los "principios jurídicos" debe ser algo que tiene vida propia. - Oye, está maleta y todo lo que tiene está prescrita. Es ya mía. Te la robé. - ¿ Y cómo la puedo recuperar ? Sólo si me la robas y la prescribes. Entonces y sólo entonces de darán la razón.

03

Por EL OJO PÚBLICO 13:12 - 29.02.2016

En cambio a causa de la crisis un autónomo o pequeño empresario además de perderlo todo deja alguna deuda con algún Banco o Caja y esto no prescribe en la PUTA VIDA. Esta gentuza juega en otra liga. POSDATA: Los partidos políticos si que pueden dejar de pagar los créditos.

02

Por Podemista 12:17 - 29.02.2016

Esta equivocado No es catedrático

01

Por Flipando 11:58 - 29.02.2016

Os habéis pasado un poco de frenada. Es profesor asociado y no catedrático. Es diferencia la debería conocer un periodista como mínimo desde cuando pisó la facultad.