+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Infraestructuras

El desdoblamiento hasta Gallur, a solo dos meses para su estreno

Hay más de cien operarios trabajando y el asfaltado se iniciará la próxima semana

 

Obras en la zona de servicio de Bonavia y la ermita de Pedrola, del tramo Figueruelas-Gallur, ayer. - ÁNGEL DE CASTRO

D. L. G.
25/09/2020

Más de dos décadas de reivindicaciones están a punto de pasar al olvido en el tramo de la N-232 entre Figueruelas y Gallur. Ni siquiera el coronavirus ha impedido que el plazo de finalización se vea afectado y si lo hace será mínimamente. El compromiso de las contratistas era que estuviera antes de final de año, la previsión en primavera era de culminarlo en otoño y, al ritmo al que avanzan  los trabajos ahora, el estreno definitivo podría llegar a finales de noviembre o la primera quincena de diciembre.

De momento, según ha podido saber este diario, más de un centenar de operarios trabajan en unas labores de remate que son igualmente visibles desde la zona contigua por donde circulan a diario miles de vehículos, en el trazado de la todavía presente N-232 entre Figueruelas y Gallur. Y en los próximos días, aún se hará más palpable, ya que la próxima semana o la siguiente empezarán las máquinas a asfaltar buena parte de la calzada que ya se dibujan en el terreno. Estos días, diferentes grupos de operarios preparan el terreno con el fresado o la colocación de biondas o colocación de señalización que dan forma al trazado de la futura A-68. Avanza «dentro del plazo previsto», aseguran las fuentes consultadas, y a finales de año será una realidad por fin.

La apariencia actual nada tiene que ver con el tramo que sigue y que en el 2022 conectará con Mallén. El nivel de ejecución es muy inferior en la zona de trabajos en la que ayer se produjo un nuevo accidente mortal. La N-232 se cobraba otra vida incluso en un tramo de línea continua que está en obras para dar solución, precisamente, a la siniestralidad vial que durante años ha acumulado este punto negro de la red.

El tramo entre Figueruelas y Gallur, cuya ejecución se desatascó en la segunda mitad del 2018 gracias a una modificación de proyecto que encareció la obra un 9,8% --se adjudicó por 41,5 millones-- ha sabido sobreponerse a las vicisitudes de la pandemia. La UTE formada por Ferrovial y MLN, a la que se encargó su materialización, solo sufrió el parón de 15 días impuesto en abril por el Gobierno central con el estado de alarma. Y ahora ha redoblado esfuerzos duplicando el número de trabajadores a pie de obra con respecto a los que había en primavera.

De hecho, solo el tramo entre la zona de servicio de Bonavia y el punto kilométrico a la altura de la ermita de Pedrola es el que va más retrasado. Pero forma parte de esa fase de remates que culminará en los próximos dos meses y medio. Y todos los accesos están a falta de esa capa de asfalto que empezará a llegar en los próximos días.

¡Ya a la venta por 15,00 €!

Labordeta, todos sus artículos en El Periódico de Aragón.

Consíguelo en tu punto de venta o en nuestra tienda OnLine

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla