+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL FIN DE LA INDUSTRIA DEL CARBÓN EN TERUEL

El desmantelamiento de la térmica de Andorra dará entre 75 y 100 empleos hasta junio

Endesa recibe por fin la autorización del Inaga para iniciar las esperadas obras. Los trabajos se compaginarán con la construcción de una planta solar en el 2021

 

La térmica de carbón de Andorra, propiedad de Endesa, que se desconectó de la red el pasado mes de junio - NURIA SOLER

JORGE HERAS PASTOR
04/02/2021

Tras varios meses de retraso, el desmantelamiento de la térmica de Andorra arranca por fin. Endesa recibió la semana pasada la autorización definitiva para el inicio de las obras por parte del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga), dependiente de la DGA, que llevaba un año analizando el expediente. Los trabajos se acelerarán en poco tiempo hasta alcanzar una media de 75 empleos en el actual trimestre y 100 en el siguiente, según estimaciones de la compañía.

Endesa y las empresas a las que adjudicó este proyecto —la UTE formada por Moncobra (grupo ACS) y Rebilita Habilita— han actualizado su cronograma de trabajo y de contratación. Representantes de estas compañías se reunieron este jueves con el alcalde de Andorra, Antonio Amador, para darle a conocer la nueva planificación.

Lo primero que se hará es demoler el parque de carbones, donde, de forma simultánea al desarme de la central, se construirá ya a principios del 2021 un parque solar fotovoltaico de 50 megavatios (MW). Será la primera de las instalaciones de esta energía verde que Endesa quiere levantar en la zona hasta alcanzar una potencia de 1.585 MW, además de otros 140 de eólica. La eléctrica ha sumado a estos proyectos una planta de producción de hidrógeno verde de 60 MW, pero su consecución está supeditada a la captación de los fondos europeos de recuperación.

En el últimos medio año de punto muerto, tras el cierre de la térmica el pasado verano, se han desarrollado trabajos previos para  el desmontaje, además de impartirse dos cursos de formación sobre las técnicas y conocimientos requeridos para estas obras. Pero hasta ahora el nivel de contratación ha sido bajo. En el cuarto trimestre del año trabajaron en el central 37 empleados de media en diversas funciones y contratas. Esa cifra se prevé ahora duplicar y triplicar de aquí a junio. El 80% de esta mano de obra  será cubierta por personal local, según el contrato suscrito por Endesa con las  adjudicatarias del proyecto.

En cuatro fases

El desmantelamiento de la térmica y sus instalaciones asociadas se prolongará hasta seis años, incluyendo un periodo de vigilancia. El cronograma de actuaciones se divide en cuatro etapas no consecutivas en el tiempo y condicionadas a una serie de requisitos.

Tras las prospecciones arqueológicas realizadas previamente, la primera fase —que ahora se va a iniciar— tendrá una duración de 15,77 meses y se centrará en el desmantelamiento del parque de carbones, lo que incluyen el edificio de trituración, la galería de cintas o la plataforma de tolvas de la descarga del ferrocarril.

En la fase dos (35,32 meses) se llevará a cabo el desvío de la conducción de bombeo del Mini Cani hasta el punto de vertido existente en el Regallo y la adecuación de la balsa de Mas de Perlé. La tercera fase será la más larga (62,77 meses, es decir, más de cinco años) y también la más compleja. En ella se abordará el desmontaje y demolición hasta el nivel rasante de todas las instalaciones y estructuras, lo que incluye el elemento más emblemático del complejo, la chimenea de 343 metros de altura, así como las turbinas, las calderas, la planta de desulfuración de gases o las tres grandes torres de refrigeración.

La autorización del Inaga obliga a llevar a cabo una investigación detallada de la situación de los suelos y las aguas subterráneas una vez finalizadas las fases uno y tres a fin de conocer la contaminación de los suelos y proponer actuaciones de regeneración en caso necesario. La autoridad ambiental precisa que el desmantelamiento «no debe suponer una preparación del terreno para proyectos futuros, debiendo quedar la conformación de las superficies incluida en el futuro proyecto de planta solar fotovoltaica».

Endesa deberá disponer de un seguro de responsabilidad civil para cubrir los posibles daños al medio ambiente por la producción de residuos peligrosos durante el desmantelamiento por una cuantía de 1,87 millones de euros. 

 
 
3 Comentarios
03

Por Melitonpómez 14:33 - 05.02.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Todo un éxito oiga, y eso sin contar los empleos indirectos que se crearán semanalmente, como Uber, Globo... turismo para jubilados con gran espectáculo de obras a la vez que se promocionan los productos del lugar.

02

Por IZARILLA 13:42 - 05.02.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Parece que vendemos el coche para comprar gasolina. Patético y encima lo vemos como un éxito.

01

Por carlos ferrero 11:12 - 05.02.2021

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

con subvenciones: A la larga un fracaso.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla