+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

inspecciones

Detectados más de 50 pozos peligrosos en Zaragoza

La Unidad Verde lleva un mes buscando captaciones irregulares

 

La Unidad Verde de Zaragoza está realizando un mapa para localizar todos los pozos peligrosos. - UNIDAD VERDE

Carlota Gomar Carlota Gomar
11/03/2019

La Unidad Verde de Zaragoza ha localizado en un mes 56 pozos peligrosos en el término municipal que están abandonados, sellados de forma insegura o directamente sin cubrir. Es el tiempo que llevan inspeccionando los alrededores de la ciudad en busca de estas perforaciones, en muchos casos ilegales, con el objetivo de localizarlos, valorar el peligro que entrañan, señalizarlos y localizar al propietario del terreno para instarle a que actúe de modo urgente y selle la excavación.

Este equipo medioambiental comenzó a realizar un mapeo de pozos ilegales después del fatídico suceso ocurrido en Totalán, donde un pequeño de tan solo dos años falleció tras caerse en el interior de uno ilegal de 100 metros de profundidad.

En los alrededores de Zaragoza no hay perforaciones de estas dimensiones porque el agua del subsuelo no está muy profunda. Aunque la altura puede ser muy diversa, pueden ir de los tres metros a los 10 y los diámetros son igualmente variados. La mayoría se encuentran en antiguas parcelas de regadío colindantes al valle del Ebro, el Gállego y, en menor medida, del Huerva, o en lugares cercanos a urbanizaciones o fincas ilegales o alegales que necesitan crear un pozo para captar el agua, principalmente para regar sus campos, según explican desde la unidad. Destacan los alrededores de Peñaflor, Montañana o Santa Isabel. Muchos están en desuso, en terrenos abandonados y escondidos entre la maleza que hacen muy complicado que una persona pueda verlos, de ahí que entrañen tanto peligro.

Además de los pozos, se han encontrado varios aljibes que, aunque están en altura y son visibles, también pueden generar algún que otro susto si no están correctamente cerrados, por lo que desde la Unidad Verde consideran que deben ser igualmente sellados. También se han localizado varios sifones, como los detectados en Parque Goya, en unos terrenos que pertenecen a las Universidad de Zaragoza (es decir, a la DGA). En este caso, desde el ayuntamiento ya se ha requerido que se tapien.

Este es solo el primer balance de la Unidad Verde que sigue recorriendo el territorio y cotejando los datos con las captaciones de agua registradas por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).