+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La DGA quiere que los empleados de las subcontratas de Endesa sean prioritarios en el convenio

 

Marta Gastón con representantes de la plataforma. - ÁNGEL DE CASTRO

EFE
08/04/2019

El Gobierno de Aragón quiere que el convenio de Transición Justa que la comunidad firmará con el Ministerio recoja la importancia de los trabajadores de las subcontratas de Endesa en el territorio, que no son "moneda de cambio", según han trasladado a la consejera Marta Gastón.

La consejera de Economía, Industria y Empleo se ha reunido este lunes en Zaragoza con representantes de la plataforma de las subcontratas de Endesa para recoger la "sensibilidad" de las casi 400 personas que trabajan en una treintena de subcontratas diferentes de la central térmica de Andorra.

Una sensibilidad que trasladará mañana en Madrid al secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, en la reunión para tratar este convenio para la transición justa que el Ministerio pretende firmar con las comunidades afectadas por el cierre de las centrales térmicas y de las que quiere que Aragón sea la primera, ha recordado la consejera, que no ha precisado cuándo se podrá rubricar.

Gastón ha incidido en que "la espada de Damocles" pende sobre todos los trabajadores de la central térmica de Andorra, que cerrará sus instalaciones en junio de 2020, y que es una de las "prioridades" del Gobierno aragonés que la importancia de estos empleados se refleje "por escrito" en el convenio, no solo por la actividad desarrollada para Endesa sino también para la empresa que se quede "definitivamente" con los mil megavatios para la instalación de plantas foltovoltaicas en la zona.

Los trabajadores deben formar parte, ha dicho, de la prioridad de la formación para los futuros proyectos de empleo que puedan instalarse en la zona en los que ya trabaja el Ejecutivo.

Gastón también se ha comprometido con los trabajadores de las subcontratas a intentar que Endesa escuche "de forma directa" sus "reivindicaciones" aunque no ha dado garantías de que este encuentro, que los empleados reclaman desde hace cinco meses, se materialice.

Y ha vuelto a insistir en la negativa del Gobierno de Aragón a que se concedan directamente a Endesa los mil megavatios para la instalación de plantas fotovoltaicas a las que la compañía ha supeditado el futuro de los empleados de las contratas para que pudieran desmontar la actual central y construir la citada planta.

"Cuando se habla de desmantelamiento no es un plan inversor, sino una obligación y el cumplimiento de la normativa" que tiene Endesa una vez llegado el cierre, ha apuntado, toda vez que ha lamentado que el plan de acompañamiento de la compañía para cerrar la térmica no haya compensado "con alguna actividad adicional" el compromiso, con recursos y esfuerzo humano, que el territorio ha puesto por el negocio de Endesa en los últimos 40 años.

Desde la plataforma, su portavoz, Pedro Miñana, ha asegurado que no quieren ser "moneda de cambio" para la concesión a Endesa de los 1.000 MW porque la empresa "ya ha expoliado bastante en la comarca y se va a marchar de rositas".

"No podemos ponerles las cosas tan fáciles para que nos use como un Kleenex y nos tire", ha enfatizado, al tiempo que ha reclamado "una puja" entre las empresas interesadas en obtener la concesión de esos mil megavatios.

Miñana ha reclamado empleo para la comarca de Andorra y ha apuntado que estarán allí para cualquier subcontrata que vaya a realizar el desmantelamiento de la térmica, a las que ha pedido que tengan "un poco de corazón" para que pueden terminar allí su vida laboral los trabajadores que llevan 40 años en la central.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España