+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GOLPE AL TRÁFICO en PEQUEÑA ESCALA

Dos sospechosos de traficar con ‘maría’ se atrincheran en una casa

Los detenidos gestionaban un cultivo interior de esta droga en La Muela. La operación de la Policía Nacional se salda de momento con cuatro arrestos

 

Dispositivo de la Policía Nacional desplegado en la calle Saturno. - JAIME GALINDO

Momento en el que uno de los arrestados, con los brazos en alto, fue introducido en uno de los coches policiales. - JAIME GALINDO

F. V. / L. M. G.
31/01/2019

Dos sospechosos de traficar de drogas se atrincheraron ayer en una vivienda del barrio de Valdefierro, en Zaragoza, tras ser perseguidos en coche por la Policía Nacional. La operación culminó con la intervención de más de 2.000 plantas de marihuana en un chalet y una nave de la urbanización Urcamusa del Alto de La Muela, a escasa distancia de la autovía A-2.

Los sucesos se desarrollaron a partir de las doce y media del mediodía, cuando agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) se disponían a controlar a los ocupantes de un vehículo que se dio a la fuga.

Se entabló una persecución en el curso de la cual uno de los vehículos policiales reventó un neumático al remontar un bordillo. Aun así, se pudo perseguir a los fugitivos hasta una vivienda de dos plantas situada en el número 11 de la calle Saturno, en Valdefierro.

Allí, un imponente despliegue policial consiguió que los dos hombres se entregaran finalmente sin que fuera necesaria la intervención del negociador del CNP. Al parecer, no iban armados y se desconoce si aprovecharon el tiempo que permanecieron en la casa, en torno a una hora, para deshacerse de un alijo. La operación fue llevada a cabo por miembros de los Grupos de Operaciones Especiales (Goes).

MANDATO JUDICIAL

La dueña de la vivienda, relacionada familiarmente con los perseguidos, exigió a la Policía un mandato judicial de entrada y registro y, en compañía de otras personas, se abalanzó sobre los fotógrafos y cámaras de TV para exigirles que no tomaran imágenes y le entregaran las ya realizadas, invocando su derecho a la intimidad.

La detención de dos personas en Valdefierro fue solo la segunda parte de una operación cuyo arranque se había desarrollado en la urbanización Urcamusa, en La Muela. Allí, agentes de policía de la Jefatura Superior de Aragón descubrieron dos cultivos interiores de marihuana, uno en un chalet y otro en una nave.

EXPECTACIÓN

Se trataba de dos instalaciones muy bien montadas, con riego por goteo, tuberías y luz artificial detraída de la red principal de forma fraudulenta. La plantación se hallaba a la altura del número 12 de la avenida de Aragón, arteria que conduce de un extremo a otro de la urbanización Urcamusa y que está flanqueada por chalets con amplios jardines.

Precisamente, los dos sospechosos que habían emprendido la huida en su automóvil al recibir el alto de las fuerzas de seguridad se dirigían a las plantaciones de La Muela. Sin embargo, no llegaron a realizar ese viaje, dado que se dieron a la fuga por las calles de Zaragoza hasta enfilar la calle Saturno y refugiarse finalmente en la vivienda situada en el número 11, un edificio de ladrillo marrón y, por su aspecto, de reciente construcción.

Numerosos vecinos siguieron desde la distancia, intrigados, el transcurso de la operación policial. Varios agentes de los Goes montaban guardia junto a la puerta de la casa, mientras que otros se encargaban de la vigilancia en el entorno, donde se bloquearon varias calles con precinto para evitar el paso. La operación sigue abierta.