+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El proceso de escolarización comienza el próximo lunes

Educación intenta que la admisión de alumnos sea más transparente

 

ALEJANDRO AISAALEJANDRO AISA 29/04/2004

La Consejería de Educación quiere que el proceso de escolarización que comienza el próximo lunes sea más transparente y ha tomado dos medidas: las solicitudes en Zaragoza capital se podrán presentar en cuatro oficinas de información (además de en el colegio preferido y a través de internet) y el sorteo de las plazas será previo a la baremación de los aspirantes. La explicación oficial es que trata de facilitar los trámites a las familias, pero en la comunidad escolar existe la certeza de que la Administración pretende ejercer mayor control en un proceso que a menudo levanta suspicacias.

Estas cuatro oficinas de información estarán ubicadas en los colegios Josefa Amar y Borbón (Actur), César Augusto (Romareda) y Joaquín Costa (Centro) y en el instituto Goya (también en el Centro). La Administración ha ubicado estas oficinas en las zonas con más demanda y más problemas para acceder a determinados colegios. En ellas estarán 21 personas contratadas por la DGA que se ocuparán de resolver las dudas de los padres, recoger las solicitudes y tramitarlas. Para conseguir una cita, los interesados pueden llamar al teléfono 902 496 049. Las oficinas permanecerán abiertas de nueve de la mañana a nueve de la noche.

El otro cauce para formalizar la solicitud es a través de la página web www.gir.aragob.es. El año pasado, el 4% de las peticiones se realizó a través de internet, una cifra que debe elevarse, según indicó ayer la directora general de Administración Educativa, María Victoria Broto. "Uno de nuestros objetivos es que estos trámites se hagan cada vez más a través de la red", dijo durante la presentación a los medios de comunicación de este proceso de admisión.

UN SORTEO DIFERENTE Este año volverá a haber sorteo en los centros, pero hay novedades. La primera es que se celebrará antes de que las comisiones de escolarización baremen a los aspirantes --"así le quitamos algo más de dramatismo", afirmó Broto--, y la segunda se refiere al método. Se introducirán en una urna todas las letras del abecedario y se sacarán dos, que serán las dos iniciales del primer apellido de la lista en la que se ordenará alfabéticamente a todos los niños.

Si por ejemplo salieran la T y la A, se buscaría un apellido que comenzara por TA. Si no lo hubiera, se buscaría el siguiente alfabéticamente, que sería el primero de la lista. Una vez realizada la baremación por parte de las comisiones de escolarización, esta clasificación será la que determine el desempate. Si quedaran 20 plazas por adjudicar, por ejemplo, obtendrían plaza los 20 primeros de la lista que no hayan sido ya admitidos por tener más puntos.

Estas novedades no han sido bien acogidas por Concapa, la confederación de padres de la escuela concertada. "No resuelve el problema más grave, que es el de la continuidad de los alumnos en el mismo centro cuando pasan de Infantil a Primaria", aseguró a este diario Luis Carbonel, uno de sus responsables.

Sobre esta cuestión tan polémica, Broto se limitó a señalar que estos alumnos "tienen el mismo derecho que otros, por lo que tienen que pasar el proceso de admisión".

El director del servicio provincial de Educación en Zaragoza, Felipe Faci, reconoció que barajan la posibilidad de tener que abrir "entre 10 o 12 aulas" en Zaragoza para hacer frente a las necesidades de escolarización.

La previsión del servicio provincial es que se escolaricen en los centros sostenidos con fondos públicos algo más de 5.300 niños de tres años, cuando la red ofrece 6.100 plazas. El problema, como todos los años, será contentar a todos los padres, pero Educación resalta que el 90% suele conseguir el colegio deseado y el 8% la segunda opción.