+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Delicias

El centro cívico acogerá una veintena de conciertos al año

La gestión de la cafetería podría salir a concurso antes de final de año

 

Blasco destacó que la 'Rotonda' es una de las salas de conciertos con más historia de Zaragoza. - Foto: NURIA SOLER

ANDRÉS P. MOHORTE
20/12/2011

El centro cívico Delicias organizará una veintena conciertos al año a partir de la primavera del 2012, fecha en la que se reabrirá tras tres años cerrado por obras de remodelación. Así lo afirmó ayer el concejal de Cultura, Educación, Medio Ambiente y Participación Ciudadana, Jerónimo Blasco, en una visita al edificio ya completamente renovado. En las próximas semanas saldrá el concurso público para la gestión de la cafetería y la sala de conciertos.

El adjudicatario tendrá que instalar tanto el bar como el equipamiento de La Rotonda, escenario histórico dentro de la música zaragozana. A cambio, podrá organizar entre una veintena y una treintena de conciertos anuales. Esto último se concretará en el concurso. Lo que sí confirmó el concejal es que ya hay muchos interesados en gestionar la cafetería y la sala de conciertos.

 

EL RESTAURANTE Junto a la concesión de la cafetería y de La Rotonda, Blasco aseguró que la intención del consistorio es adjudicar también el restaurante colindante. "El objetivo es que tenga una mayor integración, aunque al restaurante le queda un cierto plazo", explicó. El comedor no se liberará de su actual gestor hasta dentro de dos años.

El resto del edificio municipal estará gestionado íntegramente por el ayuntamiento. Junto a operarios del propio centro, el concejal recorrió los puntos de ocio más importantes de los que podrán disfrutar los vecinos del barrio. Como novedad respecto al anterior centro cívico, se incorporan las ocho plantas de la torre recién construida.

En la torre, cuatro plantas estarán destinadas a la Milla Digital, que tiene una vocación formativa y emprendedora. "Los centros cívicos tienen que saber incorporar la creación de empleo", indicó. Tres plantas más de la torre se repartirán entre colectivos y asociaciones del distrito. Por último, el primer piso estará dedicado a la ludoteca.

Junto a estas novedades, en el antiguo edificio se ha renovado la sala de cine, la zona informática, la casa de juventud y el centro de ocio infantil. Como remate, se ha reservado un espacio para exposiciones artísticas.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.