+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL SECTOR FINANCIERO

Ignacio Navarro: «El Sabadell ha dado un gran salto en Aragón y somos un referente»

Director del Banco Sabadell en Aragón y la zona territorial

 

Ignacio Navarro, director del Banco Sabadell en Aragón. - CHUS MARCHADOR

J. H. P.
09/06/2019

Ignacio Navarro está al frente desde principios de año de todo el negocio bancario del Sabadell en la zona norte de España, lo que comprende Aragón, País Vasco, Navarra, La Rioja, y Cantabria, además de ser subdirector general de la entidad, la cual ocupa el quinto puesto en el ránking de la banca española por activos. Es zaragozano de nacimiento y en Aragón ha desarrollado buena parte de su larga trayectoria en el sector bancario, donde atesora 29 años de experiencia.

–¿En qué situación se encuentra el Sabadell en Aragón?

–La verdad es que en Aragón hemos tenido unos crecimientos muy importantes y exponenciales en los últimos años. Hemos dado un gran salto y hemos conseguido consolidar como una entidad de referencia tanto en el negocio de pymes, en el que siempre ha destacado nuestro banco, como también en particulares, banca personal o hipotecas.

–¿Cuál es el posicionamiento del banco en este mercado?

–Tenemos el 5% de las oficinas bancarias de esta comunidad autónoma, sin embargo, nuestra presencia en este mercado es mucho mayor, con una cuota de negocio de casi el doble. En el caso de particulares nuestra cuota llega al 10,6%; y en empresas, al 28,2%. En grandes compañías nuestro peso se dispara hasta el 61,2% y hemos conseguido entrar en el pull bancario de todas las grandes empresas aragonesas. Todo esto se traduce en una cartera de clientes de 14.000 empresas y más de 8.000 autónomos.

–¿Qué estrategia está siguiendo la entidad para seguir creciendo en la comunidad?

–Lo primero: estar cerca de los clientes. Tenemos unos planes estratégicos que buscan siempre fomentar la relación de calidad y la experiencia de los clientes, algo esto último en lo que somos líderes, según revelan encuestas ajenas al banco. Y estamos centrados en lo que mejor hacemos: acompañar a las empresas. En este sentido, destacamos especialmente en la ayuda a la internacionalización, por lo que somos reconocidos en el sector entre los mejores. Tres de los seis centros que tiene el Sabadell para la operativa internacional (denominados Superdex) están en la zona territorial que dirijo y uno de ellos, por cierto, en Zaragoza. Tenemos además 330 convenios firmados con asociaciones y colectivos de Aragón y queremos ser líderes en más segmentos.

–¿En cuáles?

–Estamos haciendo un esfuerzo especial en sectores como el comercio, que para nosotros es importante, Para ello, hemos lanzado varias campañas con el objetivo de captar establecimientos ofreciendo incentivos a las ventas, así como productos y servicios concretos dirigidos a los profesionales de esta actividad. Así lo hemos hecho en Zaragoza, pero también en otras poblaciones aragonesas como Fraga, Barbastro, Binéfar o Ejea de los Caballeros. La verdad es que los resultados están siendo muy positivos. De hecho, hoy tenemos cuatro veces más terminales punto de venta (TPV) de lo que nos correspondería por tamaño del banco. También cabe destacar que más 750 taxistas de Zaragoza llevan nuestra TPV. En definitiva, lo que estamos intentando es ayudar al pequeño comercio o a los autónomos en la digitalización y transformación de su negocio con las nuevas tecnologías.

–El sector agrario también es clave en la economía aragonesa, ¿qué presencia tiene el banco?

–A raíz de la integración de Caixa Penedés, que dominaba el mundo agrícola y tenía presencia en Aragón, es otro de los sectores que hemos desarrollado. Gracias a ello y a la experiencia que hemos adquirido en este campo, hemos logrado también dar un salto exponencial y colocarnos como entidad de referencia. Antes los profesionales de este sector no pensaban en el Sabadell y ahora sí. Incluso ofrecemos servicios como el leasing (alquiler con opción a compra) de vacas, que hemos expuesto en ferias agrícolas de Fraga, Jaca o Barbastro. Otro capítulo destacado son las comunidades de regantes, cuya actividad financiera estaba antes limitada a cajas de ahorro y las rurales. Ahora hemos entrado con fuerza y en cualquier operación que hagan los regantes estamos presentes y optamos.

–El Banco de España dice que los españoles ahorran menos de lo que deberían, ¿qué le parece?

–No es que ahorremos poco, sino que el poder adquisitivo no da para más. Por el contrario, sí tenemos la cultura de comprar vivienda, que no tienen en el norte de Europa, algo que supone el principal esfuerzo financiero que hace una familia española y es una manera de ahorro importante. La evolución del ahorro es algo cíclico y, tras los duros años de la crisis, la mejor situación económica que vivimos ahora está incrementando el gasto de las familias porque hay menos miedo a la incertidumbre.

–¿Qué recomienda a sus clientes para gestionar sus recursos?

–Lo fundamental es tener un buen gestor personal, que te conozca, sepa tus necesidades y te pueda asesorar. La mejor manera de invertir en estos momentos son sin duda los fondos de inversión, donde los gestores personales –según el perfil de cada cliente– ayudan a tomar la mejor decisión, ya sea con poco, mucho o sin riesgo. Algo clave es saber a qué plazo quieres invertir y respetar ese plazo sin ponerse nervioso, porque lógicamente los fondos van a ir oscilando. Otras alternativas son los planes de ahorro a largo plazo o los fondos de pensiones para completar la jubilación de mañana, sobre los que ahora existe una mayor cultura en España, aunque queda mucho por hacer. Los tradicionales plazos fijos prácticamente han desaparecido y tampoco remunera las cuentas corrientes.

–¿Cómo afronta la entidad el auge de la banca ‘on line’?

–Somos un banco puntero en la digitalización, con una banca electrónica que es una de las mejores hay que en el mercado. Además contamos con otros canales alternativos muy buenos, como la gestión directa en remoto –principalmente por vía telefónica– que está funcionado muy bien y la clientela así lo expresa.

–¿Qué futuro le esperan a las oficinas bancarias?

–A pesar del auge de internet, a la gente le sigue gustando ir a la oficinas. Estas nunca van a ser sustituidas del todo por la banca on line, sino que serán un complemento en agilidad, eficiencia y rapidez. Tarde o temprano el cliente demanda un trato personalizado y ponerle cara y ojos a su gestor, sobre todo para operaciones relevantes. Con todo, la tendencia del sector es de reducción del numero de oficinas y nosotros nos adaptaremos a las necesidades, pero a mí me gustaría abrir alguna más en Aragón, en lugares como Alcañiz.

–¿Cómo se organiza la red del Sabadell en Zaragoza ciudad?

–La ciudad ha sido el piloto para nuevos modelos, con oficinas grandes que concentran más plantilla y personal especializados y otras satélites. También hemos experimentado con retirar el efectivo en varias sucursales y crear en una, la de Santa Engracia, un servicio rápido de caja. Según las encuestas de satisfacción, la calidad del servicio ha mejorado. Estamos orgullosos además porque la oficina de Isaac Peral ha sido galardonada como la mejor de banca de empresa de toda la entidad.