+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Capital

Emotivo homenaje de la ciudad al excanciller alemán Willy Brandt

 

Iglesias, junto al busto de Brandt y Pepe Noja. - Foto:EFE / PABLO OTIN

EL PERIODICOEL PERIODICO 15/10/2004

La ciudad de Huesca homenajeó ayer al canciller alemán Willy Brandt en un acto presidido por el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, y el embajador de Alemania en España, Georg Boomgarden, en el que se elogiaron los esfuerzos del dirigente alemán para lograr la unificación de su país y de Europa.

El homenaje, motivado por la presencia de Brandt en Huesca como brigadista al comienzo de la Guerra Civil española, congregó también en el consistorio oscense a una nutrida delegación alemana encabezada por el presidente de la Fundación Willy Brandt, Gerhard Gross, así como al presidente de las Cortes de Aragón, Francisco Pina, y a la consejera de Educación, Eva Almunia.

EXPOSICION Durante el acto --en el que se inauguró un busto realizado por Pepe Noja--, que preludió a la inauguración en dependencias municipales de una exposición en torno a la vida de Brandt organizada por la Fundación Ebert en España, Iglesias dio lectura a una carta remitida por el expresidente español Felipe González, ausente por enfermedad, en recuerdo del político socialdemócrata alemán.

La misiva asegura que la Guerra Civil española "marcó para siempre" a Willy Brandt y le llevó a adoptar, desde las distintas responsabilidades políticas que asumió a lo largo de su vida, posiciones en defensa de la paz y de la justicia social, y en contra de los totalitarismos.

Tras la lectura de la carta, Iglesias, destacó que Willy Brandt (1913-1992) fue el "primer alemán" que se arrodilló en Varsovia para recordar a las víctimas del holocausto nazi, y recalcó que también viajó a Jerusalén para reconocer al Estado de Israel, en aras de la paz y de una política de distensión.

El presidente aragonés añadió que el canciller socialdemócrata fue un "gran cómplice" de España en el proceso de democratización del país a través de su amistad con Felipe González, así como en la integración española en la Unión Europea.

El presidente de la Fundación Willy Brandt agradeció la celebración de un homenaje al fallecido dirigente alemán en Huesca y recalcó, tras recordar su presencia en la contienda española, que "no puede haber un lugar más adecuado que el que se ha elegido".

Gerhardt Gross añadió a este respecto que Willy Brandt "tuvo una experiencia clave en Aragón que marcó su relación con Europa" en el futuro y que condicionó sus posiciones pacifistas y contrarias a los totalitarismos. Tras recorrer la exposición, el presidente aragonés y la delegación alemana se desplazaron al municipio próximo de Monflorite para observar sobre el terreno uno de los puntos donde transcurrió la Guerra Civil en Huesca.