+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DEFENSA ACCIDENTE

La Escuela Militar de Montaña acoge el funeral por Fernando Yarto

Defensa y la Guardia Civil investigan cómo sucedió el accidente. Los médicos le reconstruyeron la femoral, pero no pudo superar las lesiones

 

Fernando Yarto. - EL PERIÓDICO

EFE / EL PERIÓDICO
11/10/2018

Por expreso deseo de la familia, el funeral del comandante Fernando Yarto, el militar fallecido por un disparo fortuito en unos ejercicios de tiro, se celebrará hoy por la tarde en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales de Jaca, en la que llevaba décadas desempeñando su labor de formación el fallecido. No se espera la visita de la ministra de Defensa, Margarita Robles, como en otras ceremonias, aunque es probable que sí acuda algún representante del ministerio.

A lo largo del día de ayer se fueron sucediendo las condolencias por el deceso, como la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, precisamente de visita castrense en Albacete, la Delegación del Gobierno en Aragón y diversas fuerzas de seguridad.

El comandante Fernando Yarto falleció ayer por la mañana en el Hospital San Jorge de Huesca, como consecuencia de las heridas producidas por un disparo accidental cuando participaba en unas maniobras con fuego real en el campo de tiro de Batiellas de la localidad oscense de Jaca, según informaron fuentes del Ministerio de Defensa. El comandante, de 48 años y natural de Burgos, estaba casado y llevaba alrededor de dos décadas destinado en Jaca, donde residía y era director y profesor del Departamento de Montaña de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales.

El suceso ocurrió anteayer sobre las 7.30 horas, cuando el oficial supervisaba un ejercicio de fuego real programado en el campo de tiro de Las Batiellas, una zona de entrenamiento situada a cuatros kilómetros de Jaca, cuando un disparo fortuito le alcanzó en la zona inguinal. Las circunstancias exactas del accidente no han trascendido oficialmente, al haberse abierto investigaciones tanto en el seno del Ejército de Tierra como en la Guardia Civil, para determinarlas con exactitud.

Fuentes consultadas solo apuntaron a que no fue un disparo autoinfligido. En el momento del accidente, el oficial fue atendido por el médico de la unidad y trasladado inicialmente en una uvimóvil militar al hospital de Jaca, pero tras ser estabilizado por el equipo médico, fue llevado por el helicóptero del 112 al Hospital San Jorge de Huesca, donde ingresó con pronóstico muy grave. En este centro fue intervenido para reconstruirle la vena femoral, rota por el disparo y quedó ingresado en la uci. Pero no pudo superar las heridas internas que le provocó el impacto y acabó por fallecer de madrugada.

Según informó Defensa, el comandante Fernando Yarto Nebreda era desde hace veinte años miembro del Grupo Militar de Alta Montaña, con el que participó en numerosas expediciones al Himalaya y otras cordilleras, coronando varios ochomiles durante su trayectoria profesional. Ingresó en la Academia General Militar de Zaragoza en 1991 con la LI promoción, y desde que obtuvo el empleo de teniente de Infantería en 1996 había solicitado todos sus destinos en unidades de montaña –también estuvo destinado en Pamplona–, superando diferentes cursos de especialización. Estaba en posesión de diversas condecoraciones y felicitaciones personales y los miembros de la Escuela lo consideraban un magnífico compañero, gran deportista y reputado montañero.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.