+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DEBATE EN ZARAGOZA SOBRE PREVENCION SANITARIA DE SINIESTROS

El factor humano provoca el 80% de los accidentes de tráfico

  •  Los profesionales de la salud consideran que los siniestros "se pueden prevenir"


  •  

    Varona (izquierda), Tobajas (centro) y Ozcoidi. - Foto:VICTOR LAX

    EL PERIODICOEL PERIODICO 10/12/2003

    El 80% de los accidentes de tráfico depende del factor humano, según las estadísticas. En función de esta circunstancia los especialistas consideran que se puede prevenir sanitariamente este riesgo y sobre esta posibilidad se centró ayer el debate que abrió un ciclo de charlas sobre Accidentes de Tráfico y Asistencia Sanitaria en Aragón en la Facultad de Medicina de Zaragoza, moderado por el profesor José Antonio Tobajas.

    Un día después de que se cerrara un puente festivo en España en el que la carretera se ha cobrado 75 víctimas mortales, cuatro de ellas en la comunidad aragonesa, Wenceslao Varona, miembro del servicio de Medicina Preventiva del hospital Royo Villanova, afirmó que el accidente de tráfico "es inaceptable por su cifra bruta, porque provoca dolor y roba gente joven a la sociedad y porque se puede prevenir".

    Varona reconoció que la sociedad contempla como "algo inevitable" que se produzcan víctimas en las carreteras y se acepta la mortalidad, "pero el accidente no es accidental, se deriva de la acumulación de factores de riesgo". En su opinión, los agentes de salud, los profesionales sanitarios, no pueden coincidir con esta situación y, "como referentes sociales", deben de crear opinión pública, "porque hay mucha vida que salvar, mucho accidente que evitar".

    Marta Ozcoidi, vocal de la Sociedad Española de Medicina de Tráfico, señaló que el 80% de los accidentes depende del factor humano y afirmó que se pueden prevenir las condiciones para conducir. "Si una persona no reúne estas condiciones, se debe denegar el permiso para conducir o interrumpir su vigencia", añadió.

    La especialista recordó que hay algunas enfermedades en las que no es recomendable la conducción para quien las padece, como la epilepsia, el párkinson, diabetes y las afecciones cardiovasculares. "Desde el reglamento de 1934, el de la II República, se viene hablando de las mismas enfermedades", explicó.

    Ozcoidi también se refirió a los conductores de la tercera edad: "El 12% de los conductores españoles tiene más de 65 años y existe una fuerte tendencia al alza. En este segmento de edad, los accidentes aumentan cuando mayor es la exposición al riesgo, que se mide por el número de kilómetros recorridos al año. Existe una normativa comunitaria que restringe el área geográfica por la que pueden circular los mayores que será asumida por España, pero todavía no hay fecha".

    La médico recordó que el segundo segmento de riesgo de accidentes es el de personas mayores de 65 años. El primero es el de jóvenes de 18 a 30 años, y en él influyen la conducta y la actitud de los conductores más que las condiciones físicas.