+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DEPURACIÓN AGUA

Fibras de toallitas causan la avería de la planta de fangos de Zaragoza

Según ha explicado del Rincón, el digestor averiado tiene como cometido tratar el fango que se origina durante el proceso de depuración del agua, una técnica durante la que se produce un gas que se aprovecha para generar electricidad con la que se autoabastece

 

Fibras de toallitas causan la avería de la planta de fangos de Zaragoza - EL PERIÓDICO

EFE
26/01/2018

Las fibras de las toallitas higiénicas y materia de pequeño tamaño que se introducen en el interior de la depuradora de fangos son los que previsiblemente han provocado la avería en la planta de La Cartuja, en Zaragoza, cuya reparación será "compleja y costosa" y tardará varios meses.

Así lo ha señalado el jefe de la unidad técnica de depuración de Ecociudad, Manuel del Rincón, en declaraciones a los medios facilitadas a Efe, en las que ha asegurado que la planta va a seguir funcionando con un sistema alternativo.

Según ha explicado del Rincón, el digestor averiado tiene como cometido tratar el fango que se origina durante el proceso de depuración del agua, una técnica durante la que se produce un gas que se aprovecha para generar electricidad con la que se autoabastece.

El atasco se ha producido en los puntos de salida debido a las bolas que forman dichas fibras al moverse de forma aleatoria, lo que ha generado una sobrepresión en su interior hasta que el punto previsto de evacuación ha cedido.

El técnico ha recordado que la planta tiene 29 años, por lo que durante este periodo en su interior puede haberse acumulado cierta materia que ya ha provocado atascos de menor envergadura y "con cierta reiteración".

No obstante, ha subrayado que la instalación tiene medidas de tratamiento alternativo que funcionarán durante unos meses hasta que se proceda a esta reparación, mientras que el agua depurada "también sigue su tratamiento porque no se ha visto afectado su circuito".

Del Rincón ha informado asimismo que se está haciendo investigación y estudios para la retirada de elementos fibrosos ya a nivel del agua para que no accedan al interior.

Por su parte, el gerente de la sociedad Ecociudad, Miguel Ángel Portero, ha asegurado que aunque a raíz de la avería se produjo un vertido externo en la propia planta no ha afectado ni a su funcionamiento ni al río, y que se ha recogido en la cabecera de la propia planta.

"No ha habido que lamentar afecciones y se reduce a una cuestión técnica", ha precisado Portero, quien ha informado de que en los próximos días se va a profundizar en la forma de abordar este hecho.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.