+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Morata de Jalón

El fin del reinado de las majas de fiestas

  •  

    Tradición Unas chicas sin corona, ayer. -

    R. CRISTOBALR. CRISTOBAL 14/08/2004

    Reinas, damas, majas y majos. Las fiestas de los municipios aragoneses vienen casi siempre precedidas por la misma pregunta, ¿quiénes han sido las elegidas o elegidos este año? Están en el programa de fiestas, en las cabalgatas y en el palco presidencial de las plazas de toros. Como buena tradición nadie la pone en tela de juicio, o casi nadie. Los vecinos de Morata de Jalón se han encontrado este año con que el consistorio les ha privado de sus anfitrionas y a la mayoría no les ha hecho demasiada gracia.

    La alcaldesa de la localidad, Rosa María Aznar, considera que la elección de las reinas de las fiestas es una tradición "obsoleta, que está fuera de lugar en la sociedad actual". Una afirmación que no comparte buena parte de los vecinos del municipio. "Es una tradición que se mantiene desde los años 70 así que no compartimos la decisión", aseguraron en masa varios componentes --algunos, mujeres-- de la peña Scorpios.

    La medida, que ya ha sembrado la polémica entre los vecinos de Morata de Jalón, no va a ser aislada. El municipio de Ejea de los Caballeros ya ha anunciado que tampoco contará con sus damas la próximas fiestas, aunque en este caso fuentes municipales aseguran que ha sido por "falta de candidatas".

    La paridad en fiestas

    Según la alcaldesa de Morata de Jalón, "no es necesario una representación femenina en los fiestas, porque dentro del equipo de Gobierno, seis de los nueve componentes que lo forman son mujeres". Sin embargo, la razón no parece convencer a algunas de las aspirantes. "Una cosa es la política y otras las fiestas", señala una de ellas.

    El equipo de Gobierno del ayuntamiento has señalado así mismo que las reinas de las fiestas suponen un "coste excesivo", ya que algunas "algunas chicas se han visto obligadas a rechazarlo porque no podían hacerse cargo de los costes", aunque según los vecinos, al ser algo optativo, eso no plantea ningún problema. "La elección de reinas no es machista y la que no quiera se puede negar", aseguran varias chicas de la peña Mandrágora que, por otra parte, no creen "que la alcaldesa salga mucho durante las fiestas después de la que se ha preparado".