+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA REVISIÓN DEL PROYECTO

La financiación externa encalla la prolongación de Tenor Fleta

La "durmiente" junta de compensación debía aporta 4 millones

 

MARÍA EUGENIA CARREY
20/06/2014

La prolongación de la avenida Tenor Fleta, una de las promesas del alcalde Belloch en el pasado debate del estado de la ciudad, sigue enquistada en la búsqueda de la financiación externa para pagar las obras. Y eso que ya se ha revisado el proyecto, que ya estaba redactado y se han conseguido economizar 1,5 millones de euros respecto a la cifra prevista inicialmente. Esto supondría, no obstante, una cuantía de 10 millones de euros que parece difícil de obtener en los tiempos actuales.

Por eso parece imposible que las obras puedan licitarse a corto plazo, aunque desde el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza se están dando pasos para negociar con los diferentes actores que se verían implicados en la mejora de esta arteria de la ciudad. Uno de los principales escollos son las dudas jurídicas que plantea la situación de la junta de compensación del sector 38.4, es decir, los terrenos donde en su día se iba a ubicar el campo de fútbol de San José, en Miraflores. Para empezar porque ni siquiera existe junta como tal, dado que el fallo dejó a este organismo "sin bases, sin estatutos y sin plan parcial", detalló ayer el teniente de alcalde de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón.

Este hecho genera severas complicaciones a la hora de que los propietarios de esta zona aporten los 4 millones de euros previstos a para la prolongación de este vial. "No ha mejorado mucho la situación. Lo sucedido con el sector 38.4 nos coloca en una situación extraña, en la que la junta de compensación está, como poco, durmiente", aseguró Pérez Anadón. "Queremos sentarnos con ellos para ver su disposición", aseguró.

También la junta de compensación de Arcosur debía aportar otros 3 millones de euros que en su día el Ayuntamiento de Zaragoza anticipó por el corredor verde. Pero la situación económica de estos propietarios tampoco hace pensar en facilidades para recibir esta cuantía. A estos 7 millones de los propietarios de los suelos de ambas zonas habría que sumar además lo que el Ayuntamiento de Zaragoza podría recaudar de la venta del patrimonio municipal, en concreto del Conservatorio de San Miguel y del cuartel de la Policía de Barrio de Torrero. Unos 1,5 millones de euros.

Es decir, 8,5 millones de euros en total que se sumarían a la partida municipal que se podría emplear para esto, 4,1 millones de euros contando las previsiones de este ejercicio y también del 2015. Solo con la financiación externa prevista inicialmente saldrían las cuentas para poder realizar las obras en Tenor Fleta.

Pero, además, hay dificultades añadidas como las negociaciones con el Adif, propietario de parte de los suelos y que está exigiendo unas "contraprestaciones excesivas", lo que provoca, indicó Pérez Anadón, que el ayuntamiento esté "muy lejos del acuerdo".