+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Transporte // Los desdoblamientos de carreteras

Fomento liberará la AP-2 cuando acabe la concesión en el 2021

Junto a esta vía, se quitará el peaje de otros tres trazados de autopistas en España. El ministerio se compromete a que el tramo Fraga-Alfajarín sea gratuito entonces

 

El tramo Alfajarín-Fraga registra una media diaria de vehículos aproximada de 10.500. - ÁNGEL DE CASTRO

El tramo Alfajarín-Fraga registra una media diaria de vehículos aproximada de 10.500. - ÁNGEL DE CASTRO

AGUSTÍ SALA
19/06/2018

El Gobierno ha enseñado sus cartas en lo que respecta a autopistas. Los peajes tienen los días contados en aquellas vías de pago cuyas concesiones venzan entre este año y el 2021, entre ellas el tramo entre Alfajarín y Fraga de la AP-2. Así lo anunció el ministro de Fomento, José Luis Ábalos en una entrevista con el diario El País en la que además afirma que esas vías se incorporarán a la red pública. «Vamos a ser coherentes con nuestros compromisos y las propuestas que hemos planteado en el Congreso y en el Senado para que estas autopistas se incorporen a la red pública a partir de su vencimiento y se liberen de peaje», asegura.

La primera concesión que vence, en manos de la sociedad Europistas, del Grupo Itínere, es la de la AP-1 entre Burgos y Armiñón, el 30 de noviembre. Al finalizar el contrato, este no se renovará y se levantarán las barreras de peaje. Algunos estudios estiman que esta medida elevará la intensidad media diaria de tráfico de esta vía en torno al 36% y casi un tercio de los vehículos que la transitarán serán camiones. El coste estimado para el Estado por asumir la conservación y mantenimiento y dejar de cobrar peajes se estima en casi 30 millones anuales.

Luego vienen dos concesiones de Abertis, grupo sobre el que ACS y la italiana Atlantia acaban de concluir la OPA para hacerse con la compañía. Se trata del tramo Salou-Alicante de la AP-7, que vence en diciembre del año que viene, al igual que el Sevilla-Cádiz de la AP-4. El contrato de explotación del tramo La Junquera-Tarragona de la AP-7 y el Alfajarín Fraga, de la AP-2, finalizan en julio del 2021.

«No sabemos si estaremos o no en el Gobierno en los próximos meses, pero ese es el compromiso», añadieron fuentes del ministerio. El objetivo es dejar claro el objetivo. La patronal de constructoras y concesionarias, Seopan, estimó hace unos meses que liberar de peajes las tres concesiones que vencen entre el 2019 y el 2021 costaría al Estado más de 400 millones en mantenimiento y conservación, que pueden elevarse a unos 1.000 millones si se prevé para toda la red, que es de 2.550 kilómetros.

Las tres primeras vías en concesión por el Estado que quedarían libres suman 552 kilómetros de longitud, alrededor del 21% de la red total de vías de pago del país, y cuentan con una media de 16.321 usuarios diarios en el caso de la AP-1 y de 16.814 y 15.824 conductores al día en cuanto a los dos tramos de la Tarragona-Alicante, el Tarragona-Valencia y el Valencia-Alicante, respectivamente. La AP-4 tiene unos 18.343 usuarios. El tramo Alfajarín-Fraga, unos 10.500.

 
 
2 Comentarios
02

Por santos.sumelzo@gmail.com 10:57 - 19.06.2018

Si cumplen el 10% de lo que han prometido ya esta bien. De las promesas a largo plazo no se lo creen ni ellos; Callados estaría mejor

01

Por Jeanloup 9:00 - 19.06.2018

En 2021 se habrán celebrado nuevas elecciones y no sabemos qué gobierno habrá. Por tanto, el titular dice algo que no es seguro que ocurra. Ni siquiera si sigue gobernando el PSOE.