+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONSECUENCIAS DEL VENDAVAL EN ZARAGOZA

Los fuertes vientos provocan casi cien salidas de los Bomberos

  •  Las rachas huracanadas derribaron árboles, antenas y farolas


  •  Un tronco cayó sobre un
  •  

    Arbol derribado por el vendaval en la calle Villa de Calcena, en el parque Grande. - Foto:ANGEL DE CASTRO

    El viento alcanzó ayer 90 kilómetros por hora. - Foto:ANGEL DE CASTRO

    EL PERIODICOEL PERIODICO 15/11/2004

    Las fuertes rachas de viento de hasta 90 kilómetros que ayer azotaron el valle del Ebro provocaron cuantiosos daños materiales en la ciudad de Zaragoza, donde los Bomberos efectuaron cerca de un centenar de salidas entre las 10 de la noche del sábado y las 5 de la tarde de ayer.

    El cierzo, que sopló con especial intensidad durante la noche, derribó gran número de árboles y antenas y provocó la caída de farolas, toldos, marquesinas, así como de numerosas tejas de edificios del centro y de los barrios de la capital aragonesa. En el pasaje de las Cigüeñas, en el barrio de San José, los Bomberos tuvieron que asegurar una barandilla que corría peligro de derrumbe.

    "No hemos parado en ningún momento, pero afortunadamente no hay que lamentar daños personales", señaló ayer un portavoz de Bomberos que explicó que algunas de las salidas se debieron a escapes de agua y a la quema de contenedores.

    "Nuestro trabajo ha consistido la mayor parte de las veces en retirar de la calzada los árboles derribados por el viento, aunque en algunos sitios, debido a que era imposible moverlos por su peso, ha habido que trocearlos con sierras eléctricas", manifestó la misma fuente.

    La avenida de Cataluña, el antiguo cámping Boalar y los barrios de Las Fuentes y Delicias fueron de las zonas urbanas más afectadas por los vientos, que según fuentes del Centro Meteorológico Zonal del Ebro pueden seguir siendo localmente intensos durante el día de hoy en distintos puntos de Aragón, entre ellos el valle del Ebro.

    El vendaval, que también se dejó sentir en algunas zonas del Pirineo oscense, tiró varios árboles en el parque Grande. En la calle Villa de Cetina, que atraviesa la zona verde zaragozana, un tronco se desplomó sobre un coche sin causar daño a sus ocupantes. Otro árbol tuvo que ser retirado de la calle de Sariñena para que no interrumpiera el tráfico rodado.

    La Policía Local debió emplearse igualmente a fondo para retirar de la calzada de calles y avenidas numerosas ramas caídas de los árboles y que dificultaban el paso de vehículos, según indicaron fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza.

    El pasado 13 de septiembre, una tormenta de verano de diez minutos de duración que cayó sobre las ocho de la tarde derribó decenas de árboles en Zaragoza.

     
     
    Escribe tu comentario

    Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
    Accede con tu cuenta o regístrate.

    Recordarme

    Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

    Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla