+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

gallur // INFRAESTRUCTURAS

Gallur amplía su polígono con el reto de captar nuevas empresas

Dos compañías ya han reservado suelo en la segunda fase del complejo

 

El presidente Javier Lambán inauguró ayer la ampliación del polígono Monte Blanco. - GOBIERNO DE ARAGÓN

EL PERIÓDICO
27/01/2019

Gallur inauguró ayer la ampliación de la segunda fase de su polígono industrial, unas obras que se impulsaron con el claro objetivo de captar nuevas empresas. Según dijo la alcaldesa, Yolanda Salvatierra, el consistorio ha invertido 315.000 euros en ampliar el polígono Monte Blanco, que actualmente alberga a seis empresas: Bopepor, Adiesconti, Aplustecnology, Hortícola El Vergel y Sumun MotumDesarrollos. El complejo industrial contaba en su primera fase con 134.081 metros cuadrados urbanizados y ahora alcanzará los 230.000.

Salvatierra apuntó durante la inauguración que ya hay una empresa que ha reservado 5.000 metros cuadrados de terreno, pero no concretó su nombre ni el proyecto. La otra compañía que aprovechará esta segunda fase para ampliar sus actuales instalaciones en el polígono de Gallur será Bopepor. La firma aragonesa especializada en la producción y comercialización de cochinillo ya anunció a finales del año pasado que iba a construir un nuevo matadero y otra línea de despiece.

SECTORES POTENCIALES

El presidente de la DGA, Javier Lambán, acudió ayer a la inauguración y destacó el alto potencial del polígono teniendo en cuenta «su magnífica situación estratégica». En este sentido, apuntó que tiene «unas posibilidades muy grandes en agroalimentación, el sector más importante para combatir la despoblación, y la automoción», una industria fuertemente implantada en la comunidad.

El polígono Monte Blanco cuenta «con una ubicación privilegiada», a pie de la carretera N-232, junto a la zona en la que se están desarrollando los trabajos del desdoblamiento a escasa distancia de la AP-68 y a solo tres kilómetros de la estación de ferrocarril de Gallur. Además, la cercanía del aeropuerto de Zaragoza y el emplazamiento equidistante de los puertos marítimos de Tarragona, Barcelona y Bilbao son otros activos que esgrime el ayuntamiento para impulsar esta zona industrial.

El polígono industrial contaba en su primera fase con 134.081 metros cuadrados urbanizados, de los que 76.000 metros están ocupados por las 36 parcelas existentes: 4.907 metros cuadrados corresponden a equipamientos comerciales y alrededor de 53.011 metros cuadrados están destinados a viales y zonas de servicios.