+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Nacional 211, de GUADAlajara a Alcañiz y lérida

El Gobierno central agiliza la ocupación de terrenos para la variante de Alcorisa

También aprobó el mismo procedimiento para acondicionar la N-260 en Congosto

 

Vista de la travesía de Alcorisa desde el centro de la localidad. - FERNANDO VALERO

EL PERIÓDICO
11/05/2019

El Consejo de Ministros aprobó ayer la declaración de urgente ocupación en las expropiaciones vinculadas a la construcción de la variante de Alcorisa, en la carretera N-211, de Guadalajara a Alcañiz y Lérida. La licitación del contrato de obras se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 11 de enero de este año y su presupuesto asciende a 39,27 millones de euros.

La actuación consiste en la ejecución de una variante de carretera de 6,8 kilómetros de longitud, de calzada única y doble sentido de circulación, cuyo trazado incluye dos nuevos enlaces completos y un semienlace. Además, el proyecto prevé 13 estructuras: 3 pasos superiores, 7 pasos inferiores y 3 viaductos.

Según afirma el Ministerio de Fomento, la ejecución de esta variante elimina el problema de seguridad vial en la actual travesía de Alcorisa.

Con este nuevo paso, el Gobierno de España avanza en el procedimiento expropiatorio al objeto de obtener los terrenos necesarios para la ejecución de las obras.

Además de esta intervención en el municipio torulense, el Consejo de Ministros también aprobó ayer la misma declaración de urgente ocupación en el procedimiento expropiatorio de las obras de acondicionamiento de la N-260. En este caso, será en lo concerniente al tramo que va de Congosto de Ventamillo a Campo y que afectará a los términos municipales de Castejón de Sos, Seira y el mismo Campo, todos ellos dentro en la provincia de Huesca.

La licitación del contrato de obras se publicó en el BOE del 15 de enero de este año y cuenta con un presupuesto de 46,34 millones de euros.

La solución proyectada consiste en la ampliación de la plataforma de la carretera N-260, de manera que pasará de los aproximadamente 5,5 metros de anchura que tiene en la actualidad a los 8 proyectados, con dos carriles de 3,50 metros y arcenes de medio metro.

Además, el proyecto para acondicionar esta vía, que discurre por un espacio natural de montaña de elevado interés ambiental y acusada fragilidad, incluye la ejecución de dos túneles de 265 y 540 metros de longitud, respectivamente. En total, la intervención alcanza los 11,98 kilómetros de trazado.