+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PLENO MUNICIPAL EN LA CAPITAL ARAGONESA

La gratuidad infantil en el bus une a ZeC y la derecha

Impulsa un estudio de costes para que sea universal y más descuentos a jóvenes . El Gobierno ahora se desmarca de CHA y PSOE de hacer criba en función de la renta

 

D. L. G.
03/02/2018

Que todos los niños de hasta 8 años viajen gratis en el autobús. El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza decidió ayer, sumando a la derecha –el PP y Ciudadanos (Cs)– los votos del Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC), para elaborar un informe que cuantifique costes y evalúe beneficios de ampliar una gratuidad que ahora llega solo a los de 4, así como establecer bonificaciones para los usuarios de hasta 18 años.

La responsable de Movilidad, Teresa Artigas, se lanzaba a estudiar la gratuidad universal para este tramo de edad, una decisión que le alejaba de los grupos de izquierda, PSOE y CHA, y de sí mismo, cuando era IU en el consistorio y defendía que había que hacer una criba en función de criterios de renta.

Entonces IU defendía con vehemencia que no había que pagarle el transporte a «los hijos de (Emilio) Botín», porque el que fuera presidente del Banco Santander tenía dinero de sobra y no era comparable con una familia que, por ejemplo, se encuentra en situación de vulnerabilidad. Ayer Artigas confiaba en tener ese informe «cuanto antes», aunque pidió al PP que retirara el plazo de un mes que marcaba la moción.

Se aproximaba a los postulados de los conservadores, que ayer defendieron que «es una inversión, no un gasto», porque ayudará a dejar el coche en casa y acabará con los planteamientos de la «izquierda retrógrada» que permite «subir gratis a un perro pero no a un niño», expuso el conservador Sebastián Contín. Desde Cs, Elena Martínez apoyó la moción porque consideró que esta medida «es la forma más adecuada de fomentar el uso del transporte público».

PSOE y CHA insistían en la progresividad fiscal, porque el acceso al transporte debe contener «límites de renta familiares similares a los existentes para otras bonificaciones», defendió la edila socialista Lola Ranera, que acusó a ZeC de dar este giro a sus planteamientos por una «búsqueda de populismo». Leticia Crespo, de CHA, le recriminó al Gobierno municipal su «incoherencia» y lamentó que decidiera darse la mano con el PP por una gratuidad que no debe ser universal.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.