+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

campo de daroca y jiloca

Las grullas llegan ya a Gallocanta, con una lámina de agua «histórica»

Los primeros ejemplares se dejaron ver la tarde del pasado lunes en el humedal

 

Las primeras grullas en Gallocanta se han dejado ver esta semana en el entorno de la laguna. - CARMINA FRANCO

LAURA MALO
17/10/2020

Más fotos

Las grullas llegan ya a Gallocanta, con una lámina de agua «histórica».

Ver galería completa

Las grullas llegan ya a Gallocanta, con una lámina de agua «histórica».

Ver galería completa

Las grullas llegan ya a Gallocanta, con una lámina de agua «histórica».

Ver galería completa

La laguna de Gallocanta ha recibido esta semana a las grullas más tempranas en llegar a la reserva natural. Las primeras aterrizaron el pasado lunes por la tarde, ya cuando los visitantes marchaban del lugar, y se encontraron con una laguna insólita.

El humedal salino presenta una situación de inundación que no se daba desde hace treinta años. Un hecho que marcará la diferencia en la estancia de las grullas, ya que estas necesitan hacer pie para dormir dentro del agua y, aunque notarán que la inundación es mayor, encontrarán una lámina de agua bastante buena.

Puede parecer que cuanta mayor cantidad de agua es mejor, pero la grulla busca lagunas de poca profundidad. La de Gallocanta presenta ahora un buen estado, ya que en el verano ha ido perdiendo inundación, tras alcanzar su máximo en la primavera, con un metro y 30 centímetros de profundidad.

El censo de grullas oficial de esta semana es de 683. Corresponden a las primeras bandadas que llegan a la laguna de Gallocanta cada año, y que solo paran a «saludar», ya que suelen seguir la migración hacia el sur, por ejemplo a las dehesas de Extremadura. Durante estos días, en la localidad de Campo de Daroca se puede observar cómo estos primeros ejemplares llegan, abren la puerta al resto de bandadas, descansan y preparan su plumaje, y después siguen su camino. Las aves aprovechan las corrientes térmicas formadas por el calor del sol para seguir su camino hacia el sur de la Península.

Se espera que más de 100.000 grullas pasen por la reserva natural a lo largo del otoño de forma escalonada, y muchas de ellas pasarán el invierno en esta zona.

En cuanto a la llegada de turistas, ya se les pudo ver durante el puente del Pilar, cuando acudió mucha gente curiosa por las aves y este humedal de importancia internacional. El centro de interpretación de la laguna también recibió muchas llamadas y ya empieza a notar la visita de personas que esperan ansiosos la llegada de las grullas, además de los vecinos de la zona.

Lo cierto es que los espacios protegidos están cobrando fuerza y reciben durante estos meses un mayor número de visitantes. Por otro lado, la Asociación  Amigos de Gallocanta vuelve a organizar este año la Fiesta de las Grullas. Se prevé que la edición número 23 sea el 7 de noviembre, con una serie de actividades durante toda la jornada.

¡Ya a la venta por 15,00 €!

Labordeta, todos sus artículos en El Periódico de Aragón.

Consíguelo en tu punto de venta o en nuestra tienda OnLine

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla