+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RESCATE DE MONTAÑA

La Guardia Civil de Huesca realiza un rescate nocturno en el Valle de Hecho

Los agentes de la Guardia Civil portaron en camilla por un terreno abrupto y solo con la luz de su frontal

 

Un guardia civil patrulla por un camino en una zona de montaña. - EL PERIÓDICO/ ARCHIVO

EL PERIÓDICO
24/03/2019

La Guardia Civil de Huesca realizó ayer un rescate nocturno a una persona que se había lesionado un tobillo en el sendero de Acherito (Valle de Hecho) y no podía continuar la marcha. El rescate comenzó cuando los agentes oscenses recibieron una llamada de emergencia sobre las 19.00 horas de la tarde. El helicóptero se descartó al estar próxima la noche, lo que obligó a los agentes a desplazarse en coche hasta donde la pista lo permitió. Allí tras una hora a pie dieron con la montañera lesionada. 

Tras inmovilizarle el tobillo con una férula, ambos especialistas de montaña iniciaron el traslado de la herida portándola alternativamente a la espalda para librar diversos accidentes del terreno y una vez llegó personal de refuerzo la introdujeron en una camilla y continuaron su traslado portando la camilla hasta el lugar donde se encontraba el vehículo oficial, siendo el avance muy lento debido a las condiciones del terreno, en algunos tramos con neveros y la dificultad añadida de realizar el rescate en medio de la noche, alumbrados únicamente por la luz que proporcionaban los frontales.

Poco después de iniciar el regreso con la accidentada se incorporaron otros dos especialistas del SEREIM (Sección de Rescate e Intervención de Montaña) de Jaca para ayudar a sus compañeros haciendo relevos en el porteo de la camilla.

Tras más de hora y media de camino, llegaron hasta el vehículo oficial y de allí trasladaron a la accidentada hasta la localidad de Hecho donde llegaron sobre las 23’30 horas, posteriormente la accidentada fue llevada a un centro médico.

Se trata de una mujer de 48 años vecina de Lupiñen-Ortilla, la cual sufrió un posible esguince de tobillo.