+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

COMIENZAN LOS PAROS EN EL SERVICIO DE MANTENIMIENTO DE ZONAS VERDES

La huelga en los parques se inicia y FCC acumula 6 meses sin cobrar

El ayuntamiento replica que el impago se debe a que no se ha justificado «un incremento del 30%» . La deuda municipal supera los 7 millones y ZeC «no está abonando ni el dinero para las nóminas»

 

Los trabajadores de FCC Parques y Jardines se concentraron ayer a las puertas del Tribunal de Contratos, en la plaza de los Sitios de Zaragoza. - ÁNGEL DE CASTRO

D. L. G.
07/03/2019

Los jardineros de Zaragoza iniciaron ayer los paros en el servicio de mantenimiento de los parques, durante tres horas, en una huelga que pone el broche a un culebrón a tres bandas entre la plantilla, la dirección de la empresa y el Ayuntamiento de Zaragoza de muy difícil solución. Las posiciones están enfrentadas y son irreconciliables. No hay negociación. El personal, que ayer hacía un 100% de seguimiento a sus paros, reclama unas mejoras que la multinacional ya no puede pactar, porque el futuro contrato ha recibido las ofertas de los licitadores. Y le reprochan su impugnación a los pliegos que mantiene la adjudicación en suspense a la espera de que se pronuncie el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (TACPA). Mientras, el ayuntamiento se pone de parte de los empleados pero lleva desde septiembre sin pagarle un solo euro a la contrata, que lleva seis meses prestando el servicio gratis y, además, lo hace sin contrato en vigor y con una interinidad que suma 14 meses desde que se extinguió.

Así se enmarca un conflicto laboral que avanza en paralelo a la situación de impago que mantiene enfrentados a la dirección de FCC y al Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC), que desde septiembre no paga ninguna certificación. Se llevaban abonando desde enero del 2018 como reconocimientos de obligación (se usa para los servicios que se prestan sin contrato) pero agosto es la última que se abonó. A una media de 1,2 millones mensuales, la deuda ya supera los 7,2 millones de euros al finalizar febrero.

«INSOSTENIBLE»

Esta situación se produce, además, con una peculiaridad: de esos pagos que el consistorio debería hacer, entre el 75% y el 80% del coste corresponde al pago de las nóminas. Como el ayuntamiento no paga es la multinacional la que lo está haciendo de su bolsillo. Adelantando el dinero, lo que da cuenta de su músculo económico y, a la vez, de lo «insostenible» que es para ella que siga así. Y ahora tiene que ver cómo a esos trabajadores a los que sí paga puntualmente le protestan en la calle y le piden que se vaya de Zaragoza, como rezaba la pancarta que desplegaron en su concentración de ayer en la plaza de los Sitios.

El lugar escogido, curiosamente, no era ni las puertas del consistorio ni las de la multinacional. Eran las del TACPA, que aún no ha resuelto sobre la impugnación presentada por la propia FCC. En esta ocasión, según ha podido saber este diario y como reconoció el consistorio, no alega contra las cláusulas sociales, como hicieron en la primera licitación, sino con cómo blindar sus nóminas y su convenio.

La empresa asegura que el pliego permitiría a cualquier puja abaratar el precio del contrato a costa de la masa salarial, ya que se entiende que el adjudicatario no tendría por qué respetar el convenio específico que tienen en la capital aragonesa y que supone percibir «un 10% más» que si se amparara en el convenio estatal del sector. No lo hará por esos empleados, como estos defienden, pero eso le impide entrar en liza en igualdad de condiciones con otros competidores. Ellos sí respetarán esos salarios pero, ¿y si otros no lo hacen?

«El ayuntamiento no permitirá que se empeoren las condiciones laborales de los trabajadores», afirmaron fuentes oficiales de Servicios Públicos y Personal en el ayuntamiento, que admitieron que acogerse al convenio estatal sí sería posible con estos pliegos y que otro Gobierno menos sensible a las reivindicaciones del personal sí podría no actuar ante esa hipotética bajada generalizada de salarios. Pero añaden que eso FCC «lo utiliza como excusa para bloquear el concurso». El planteamiento de ZeC sería, en todo caso, tras la adjudicación, cuando a lo mejor FCC ya no sea la ganadora por haber pujado con el coste real de su convenio específico.

Mientras, prosiguen los impagos. Según el ayuntamiento porque «incrementaron en 200.000 o 300.000 euros al mes las certificaciones mensuales y todavía no han justificado ese aumento». Según FCC, son facturas «auditadas por una empresa externa». Con todo, lo llamativo es constatar cómo todos defienden que «el servicio no se va a a ver afectado».

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
1 Comentario
01

Por Matilde Sanjuan 16:41 - 07.03.2019

Al final habrá que pagarle a la empresa un montón. No entiendo semejante tejemaneje. Por lo menos los trabajadores cobran aunque trabajen menos que antes