+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TEMEN NO PODER SEGUIR CON LOS CUIDADOS AL VOLVER AL TRABAJO

Inquietud por la desescalada entre las familias de los discapacitados

La DGA quiere reabrir centros el 25 de mayo, pero de forma limitada, y mantener la actividad estival. Las entidades sociales destacan el esfuerzo de los cuidadores, que temen no poder mantener

 

Una actividad recreativa de integración celebrada para niños con y sin discapacidad en Zaragoza, en una imagen de archivo. - EL PERIÓDICO

F. MANTECÓN
07/05/2020

El confinamiento está siendo duro para muchas familias aragonesas, y el inicio de la desescalada está generando nuevas inquietudes, sobre todo en el aspecto de la conciliación familiar. Unas preocupaciones que se multiplican en el caso de las familias de niños con discapacidad, cuya carga se multiplica ante unos menores que requieren atención constante.

Las entidades sociales que se encargan de prestarles ayuda, como Plena Inclusión, destacan la «fortaleza» que han mostrado las familias, que han estado «al pie del cañón» desde el primer momento cuidándolos. Pero sus fuerzas, advierten, están llegando al límite, y muchas les manifiestan el «temor» de lo que va a ocurrir a partir de ahora, cuando algunos comienzan a tener que volver al trabajo. «La preocupación es común a todas las familias, pero estos niños necesitan el doble de apoyo, un cuidado constante, y ahora se empieza a notar el cansancio, mental y físico, de esta atención continuada 24 horas», explicaban fuentes de la entidad.

CENTROS CERRADOS

La preocupación ha tenido cierto alivio estos días. Ayer mismo, algunas familias recibieron comunicaciones de los centros en las que les informaban de que el Gobierno de Aragón pretende reabrir los colegios el próximo 25 de mayo, igual que los convencionales. Lo que ocurre es que será de forma «limitada», advertía el comunicado, sin mucho detalle, y de forma voluntaria.

Tampoco hacía mención al transporte o servicios como el de comedor, aunque el consejero de Educación, Felipe Faci, ya advertía esta semana en rueda de prensa que, en principio, no hay intención de retomarlos. Fuentes de la consejería indicaron que los planes dependen en gran medida de las pautas que marque el ministerio, con el que mantendrán una reunión sectorial el próximo jueves, 14 de mayo.

Otro pequeño alivio es que, en el mismo comunicado, les informaban de que la DGA también tiene la intención de mantener el programa Abierto por vacaciones, esa especie de colonias con actividades que permiten prolongar la conciliación en verano. Aunque está por ver cómo se concilia esta actividad con la reducción de plazas que se apunta, al menos en la escuela convencional, y las medidas de distanciamiento y seguridad.

La desescalada, de hecho, ya se está notando en la escasa recuperación de la normalidad de los últimos días. Esteban Corsino, de Plena Inclusión, exponía que la entidad ofrece, con fondos del Ejecutivo autonómico, un servicio de canguro para acompañar a los alumnos en casa o acompañarles en paseos terapéuticos. Pese a que es «sorprendente» la poca cantidad de casos que han recibido ayuda (unos 12 desde la entidad), respecto a los que esperaban, este servicio cada vez es más requerido y temen que, de continuar la progresión, se vean desbordados para ofrecerlo.

ACOMPAÑADAS

Pese a todo ello, las familias no han estado solas. Tanto la entidad como las familias destacan que los profesionales han estado a su lado proporcionándoles apoyo, aunque fuese a distancia, y muy pendientes de los alumnos. Esto abarca a muchos sectores, como los centros ocupacionales o las aulas TEA del trastorno autista. También la atención temprana, que se recuperará desde este mismo lunes, 11.

Plena Inclusión ha lanzado una guía en la que solicitan medidas para la desescalada que beneficien a las personas con discapacidad, fundamentalmente prevención sanitaria, tanto para las personas con discapacidad como para los profesionales de colegios y otros centros. CERMI, por su parte, también solicitó un fondo específico para atender a colectivos vulnerables, entre los que se encuentran, que podría salir de los últimos fondos para las autonomías.

GRAN IMPACTO EMOCIONAL

El 58% de las familias que tienen personas con discapacidad afirma que el confinamiento les ha causado «bastante» o «mucho» impacto emocional. Así lo refleja una encuesta realizada por Plena Inclusión que, aunque efectuada en la Comunidad de Madrid, es «plenamente extrapolable» a Aragón, según fuentes de la entidad. El documento refleja que el 98% de las familias han sufrido impactos en alguna de las áreas analizadas.

En la economía, por ejemplo, un 35% han experimentado consecuencias bastante o muy severas; si mantener a una persona con discapacidad ya genera sobrecostes que la entidad ha llegado a calcular en 40.000 euros anuales, la actual situación, con ERTE, despidos o pérdida de oportunidades para encontrar empleo, la agrava. La situación laboral se ha resentido en gran medida para un 42% de los encuestados, y la conciliación para un 35%. El clima de convivencia en el hogar ha sido lo que menos se ha agravado, solo lo ha hecho bastante o mucho para un 30%.

El sondeo recoge otras conclusiones, como que el 81% de las familias reclama que se retomen las actividades para las personas con discapacidad, y espontáneamente destacan la necesidad de tener «un respiro» y que la situación les genera sensación de ansiedad y soledad. También les inquieta que en la nueva normalidad estas personas toleren la mascarilla o los guantes.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla