+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

IU propone un fondo autonómico para la accesibilidad urbanística

Álvaro Sanz apuesta por crear un observatorio de la discapacidad. Ayudaría a los ayuntamientos a eliminar barreras arquitectónicas

 

El concejal de Urbanismo Pablo Muñoz y los candidatos Sanz y Deya, ayer, en la presentación de la iniciativa. - IZQUERDA UNIDA

EL PERIÓDICO
07/05/2019

Izquierda Unida (IU) propone mejorar la accesibilidad de las personas discapacitadas en el territorio aragonés de cara a la próxima legislatura con la creación de un fondo de compensación destinado a «aquellos ayuntamientos con menos recursos», así como un observatorio que garantice «los derechos, las libertades y la autonomía plena» de este colectivo.

Así lo expuso ayer el candidato de la formación a la presidencia del Gobierno de Aragón, Álvaro Sanz, acompañado por la número dos en la lista a las Cortes de Aragón, Marga Deya. El primero destacó, en declaraciones recogidas por Efe, que existe una ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social. Bajo su amparo, recordó, hay un ordenamiento a nivel autonómico en el que «todavía queda mucho trabajo por hacer» en las diferentes facetas que «jalonan» la vida política y pública en Aragón.

Ambos políticos de la formación de izquierdas mantuvieron una reunión con representantes del Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) en la comunidad aragonesa, y pudieron detallar los principios que quieren implementar en los próximos cuatro años.

«El medio rural y el resto del territorio aragonés necesitan un plan de choque urgente para garantizar la accesibilidad de todas las personas con las diferentes capacidades y discapacidades, y por ello proponemos un fondo de compensación a los ayuntamientos con menos recursos para facilitar la evolución y remodelación de la escena urbana», afirmó el candidato.

Sanz incidió en la necesidad de que las políticas en materia de discapacidad tengan mayor importancia en la «acción pública de la comunidad», lo que a su juicio pasa por el desarrollo del observatorio de la discapacidad en Aragón. Este contribuiría a superar «la estigmatización» y avanzar hacia una «óptica» en la que «se garanticen los derechos y las libertades» y la «autonomía plena» de este colectivo.

Con estas medidas, Sanz quiere replicar en todo Aragón el trabajo que se ha llevado a cabo en Zaragoza en materia de accesibilidad durante la legislatura, con ZeC al frente del consistorio, en la que «se ha conseguido que el 97% de las infraestructuras de la ciudad» estén adecuadas a las necesidades de las personas con discapacidad.