+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

OTROS TRES ACUSADOS POR ATESTIGUAR QUE EL MANUSCRITO ERA REAL

A juicio por falsear un testamento para quedar como único heredero

Su defensa alega que el documento es verdadero y que no obtenía beneficios. Le acusan de usar a su hermano discapacitado para el intento de fraude

 

F. M. H. / L. M. G.
29/01/2018

Un zaragozano se sentará a finales de febrero en el banquillo de la Audiencia Provincial de Zaragoza por haber intentado presentarse como único heredero de sus padres aportando un testamento manuscrito por su madre que, según las acusaciones, es falso. Para ello, sostiene la Fiscalía, utilizó a uno de sus hermanos, con una discapacidad intelectual del 65%, para elaborarlo simulando ser su madre.

El acusado, Federico R. P., de 65 años, inició un procedimiento ante el juzgado, en el 2014, para dar validez a este testamento, que modificaba el que había elaborado su madre en 1994, que dejaba a sus otros dos hijos –ambos declarados incapaces– como herederos y a él le legaba un millón de pesetas (unos 6.000 euros).

En el proceso aportó como testigos a tres personas (María Luisa G. M., José Luis B. M. y Agustín G. J.), que acreditaron que vieron a la mujer escribir el testimonio. Le acompañarán en el banquillo acusados de falso testimonio, por lo que se enfrentan a nueve meses de prisión.

En el caso de Federico R. P., a esta petición de pena por perjurio se une el cargo de intento de estafa procesal, porque el intento no surtió efecto y el testimonio no adquirió validez. En total, el ministerio público pide año y medio de prisión para el principal acusado.

Su defensa, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, pide inicialmente su absolución. Argumenta que dos pruebas periciales caligráficas acreditan que el testamento realmente lo escribió la madre fallecida, y solo la Policía dice que fue el hermano del acusado.

Además, considera que los tres testigos (coacusados) dieron detalles de la elaboración del manuscrito que «solo pueden saberse si es cierto que estuvieron presentes en la firma».

Por último, incide en que aunque los dos hermanos estén tutelados por el Gobierno de Aragón, él se hace cargo de ellos y «el heredero legal siempre sería él», por lo que no tenía nada que ganar confeccionando un documento falso. Este no generó ningún perjuicio económico a nadie, requisito de casi todos los delitos de falsedad, expone.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.