+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONTRATACIÓN EN ZARAGOZA

El Justicia ampara las quejas de dos ludotecas públicas

Los empleados de Gamusinos y Birabolas llevan meses sin cobrar

 

El Justicia ampara las quejas de dos ludotecas públicas -

EL PERIÓDICO
04/01/2018

Los trabajadores de los centros de tiempo libre zaragozanos Gamusinos y Birabolas llevan varios meses de retraso en sus nóminas. En medio del pleito laboral que han emprendido contra la empresa gestora del servicio, Gabinete Técnico, presentaron una queja ante el Justicia de Aragón que ha sido atendida esta semana. Así, el defensor de los aragoneses, Fernando García Vicente, ha sugerido que «el Ayuntamiento de Zaragoza debe adoptar las medidas oportunas a su alcance para evitar irregularidades por parte de empresas adjudicatarias de contratos públicos en el cumplimiento de obligaciones laborales con sus trabajadores».

Esta decisión puede servir para aliviar la situación administrativa en la que han quedado una decena de empleados, sobre todo después de que hasta el Tribunal de Contratos haya suspendido el nuevo procedimiento de licitación de los centros tras su vencimiento el mes de noviembre.

Los empleados lamentaron en el texto presentado ante el Justicia que solo cuando han hecho «presión a nivel político, social o mediático» han conseguido ingresar algunos de los pagos retrasados. El Ayuntamiento de Zaragoza siempre ha contestado que las arcas municipales están al tanto de los pagos y que están trabajando para resolver lo antes posible el problema.

Sin embargo, García Vicente considera que, atendiendo a la queja de los trabajadores, el consistorio «disponía de mecanismos administrativos para atender al incumplimiento de las obligaciones de la empresa adjudicataria de la gestión de los centros municipales Birabolas y Gamusinos con respecto a los derechos de sus trabajadores, sino que, de hecho, tenía la obligación de garantizar que el contrato se ejecutaba respetando las obligaciones contractuales establecidas. Esto es, y entre otras, la de asumir los costes derivados de la relación de dependencia del personal».

Concentraciones

En estos meses de conflicto laboral los trabajadores de las dos ludotecas municipales –se encuentran en los barrios de Miralbueno y Valdefierro– han realizado paros simbólicos y concentraciones en la puerta del consistorio.

El problema se ha abordado en diversas ocasiones en el pleno del consistorio, aunque la solución siempre ha quedado pospuesta por razones administrativas. El equipo de Zaragoza en Común (ZeC) cree que el problema viene de la anterior legislatura y aseguran que están trabajando en su resolución.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.