+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

calamocha // SITUACIÓN HIDROLÓGICA

Las lluvias aceleran la segunda fase de llenado de Lechago

La presa ha laminado las crecidas de este mes de los ríos Jiloca y Pancrudo

 

El llenado parcial del embalse de Lechago se aprecia desde la presa construida en el río Pancrudo. - che

EL PERIÓDICO
09/06/2018

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha dado por iniciada la segunda fase de la puesta en carga o llenado en pruebas del embalse de Lechago, una pedanía de Calamocha, tras las recientes tormentas que se han producido en la zona y que además ha laminado las crecidas del Pancrudo y el Jiloca.

Se trata de un paso previo a la explotación ordinaria de esta infraestructura en la que durante las tormentas de la primera semana de junio las entradas al embalse han supuesto un incremento de dos hectómetros cúbicos y el paso de la cota 880 metros sobre el nivel del mar (final de la primera fase) a la cota actual de 882.

Esta nueva fase en la que se encuentra el embalse se prolongará hasta alcanzar la cota de 885 (9,12 hectómetros cúbicos y un 50,39 % del volumen del embalse), tras lo que faltarán otras dos fases que incluyen paradas obligatorias para el análisis de datos.

La tercera fase establece alcanzar la cota 888 (13,04 hectómetros cúbicos y el 72,04 % del volumen total) y en la cuarta el objetivo es alcanzar el llenado total del embalse a la cota 891 (18,16 hectómetros cúbicos el 100 % del volumen total) a lo que seguirá un desembalse hasta la cota 880, con lo que se daría por finalizada la puesta en carga.

Las tormentas, aunque han generado afecciones locales importantes, han tenido un efecto positivo en la margen derecha de la cuenca del Ebro, sobre todo en zonas que se encontraban en situación entre la alerta y la emergencia por sequía.

Además, las infraestructuras que las regulan han participado en una eliminación o reducción de efectos negativos de los caudales de crecida y la mayoría podrá cubrir sus demandas evitando la gestión de escasez del pasado año hidrológico.

El río Pancrudo, en la cuenca del Jiloca, ha vivido dos episodios de incremento súbito de caudal como consecuencia de las lluvias registradas, el primero de carácter ordinario el día 1 de junio, con un caudal punta de 3,8 metros cúbicos por segundo y el segundo extraordinario con puntas de entrada al embalse de 37,8 metros cúbicos el día 2 de junio a las 3.30 de la mañana, que debe compararse con el caudal habitual del río que oscila entre 0,05 y 0,15 metros cúbicos.

En el caso del embalse de El Val, en Los Fayos (Zaragoza) se encuentra actualmente con 22,7 hectómetros cúbicos, lo que supone un 98 % de su capacidad, lo que cubre los usos de esta infraestructura.