+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Luis Esteban, el policía zaragozano que ganó 'Pasapalabra, desactiva una operación de los narcos

El comisario aragonés dirigió el pasado jueves en el dispositivo que desarticuló una banda en Algeciras

 

Esteban, en la época que perteneció al grupo de élite de los GOES - CARLOS MONTAÑÉS

EL PERIÓDICO
09/04/2018

La Policía Nacional intervino el pasado jueves casi diez toneladas de hachís en dos operaciones que tuvieron lugar en las localidades gaditanas de Algeciras y La Línea de la Concepción, en una de las cuales se registró un tiroteo contra los agentes desde el interior de una vivienda. Alguno de los disparos que se produjeron en la operación realizada en Algeciras impactaron en el suelo a escasos centímetros de los agentes, según detalló el comisario de la localidad andaluza, el aragonés y ganador del concurso Pasapalabra Luis Esteban (se llevó 354.00 euros, menos una parte que donó a Cáritas). El policía explicó que los detenidos pensaron en un principio que se trataba de otra banda de narcotraficantes disfrazados de policías para robar la droga. Luis Esteban, (Zaragoza, 1972) , es además autor del libro El río guardó silencio (Editorial Suma de Letras), donde repasa su trayectoria como escritor y reflexiona acerca de esta faceta y su relación con su actual trabajo de comisario de la Policía Nacional en Algeciras

El comisario zaragozano dirigió una operación que comenzó el jueves sobre las 22.00, cuando dos vehículos de la Policía Nacional patrullaban la zona rural de Botafuegos (Algeciras), un lugar habitualmente usado por los narcotraficantes para ocultar droga.

Cuando cuatro agentes patrullaban a pie les dispararon al menos seis veces desde el interior de una vivienda.Alguno de los disparos impactó en el suelo a escasos centímetros de los agentes, según detalló Esteban, quien explicó que los detenidos pensaron en un principio que se trataba de otra banda de narcotraficantes disfrazados de policías para robar la droga.

Los policías solicitaron refuerzos y se estableció un dispositivo policial en torno a la vivienda donde se habían atrincherado los agresores.

Un total de 35 policías nacionales tomaron parte en el operativo, durante el cual, desde el interior de la vivienda, volvieron a producirse disparos "con intención homicida", según el comisario.

Al lugar se trasladó el negociador policial, que trató de entablar conversación con los atrincherados, sin obtener respuesta al principio, ya que pretendían que los policías creyeran que habían huido del lugar.

Tras continuar con los requerimientos verbales el negociador logró contactar con ellos y, tras dos horas de negociación, depusieron su actitud y se entregaron.

Los cuatro detenidos tienen entre 25 y 40 años, uno de ellos es de nacionalidad marroquí y los otros tres española, aunque dos también son de origen marroquí.

En el interior de la vivienda se localizaron dos pistolas y dos escopetas, todas ellas con munición, dos chalecos antibalas y más de cien fardos de hachís con un peso de más de 3.000 kilos.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.