+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INICIATIVA POR LA NO VIOLENCIA

Más de 300 personas se convertirán en Zaragoza en un ‘símbolo de paz’

Una cadena humana trazará el icono en la plaza del Pilar el día 10

 

Alumnos de Monreal del Campo dibujan en el patio el símbolo de la paz. - Federaciones de Asociaciones de Estudiantes de aragón

EL PERIÓDICO
31/01/2019

Un gran símbolo de la paz aparecerá dibujado en la plaza del Pilar por una cadena humana conformada por más de 300 personas el 10 de febrero. La propuesta será a partir de las once y media de la mañana y es una iniciativa a la que invitan a la ciudadanía varios colectivos de la capital aragonesa como la Promotora de Acción Infantil (PAI), la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (WILPF) o el Seminario de Investigación para la Paz (SEIPAZ), entre otros.

La presidenta de este último, Carmen Magallón, presentó ayer la actividad, acompañada de los representantes de otros colectivos como Titín Pons, de la PAI, Inés Reta, de la WILPF, el diputado autonómico Pedro Arrojo o Sergio Muñoz, de la Asamblea Vecinal de Torrero. Según explicó Magallón, el acto tratará de representar que «todos podemos ser símbolo de paz». La música dinamizará una cadena humana que buscará ser dinámica. Además, tras la representación del icono se leerá un manifiesto que pondrá atención en las distintas violencias que se viven en el mundo y pedirá la firma y ratificación del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares. Un poema de Emilio Gastón finalizará la cita.

Precisamente, ayer se celebró el Día Mundial por la Paz y la No violencia, una jornada en la que 6.000 estudiantes de la comunidad realizaron diversas actividades alrededor de esta fecha, elegida en conmemoración de la muerte de Mahatma Gandhi.

Una de las iniciativas que desarrollaron los escolares fue la representación del símbolo pacifista, lo mismo que proponen hacer a los zaragozanos, niños y adultos, el día 10 de febrero. «Buscamos que todos digamos que queremos paz», concluyó Pons.