+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

análisis del mercado laboral según el ine

Más de 36.000 ocupados en Aragón aspiraban a otro empleo en el 2018

Más de 12.000 trabajadores quería mejorar sus condiciones laborales. Un total de 118.000 personas tenían el año pasado un contrato temporal

 

El sector de la hostelería es uno de los más afectados por la temporalidad en Aragón. - EL PERIÓDICO

R. B. L.
02/04/2019

La precariedad del mercado laboral y la devaluación salarial de los últimos años, entre otros factores, son los causantes de que un total de 36.600 aragoneses, que ya estaban ocupados, buscasen en el 2018 otro puesto de trabajo. Esta es una de las conclusiones que arroja la Variable de Submuestras sobre Condiciones de Trabajo de la EPA (Encuesta de Población Activa) del INE (Instituto Nacional de Estadística).

De los más de 36.000 aragoneses que aspiraban a cambiar de empleo el pasado año (19.200 hombres y 17.300 mujeres), una tercera parte lo hizo para mejorar las condiciones de su actual empleo, mientras que otros 4.500 ocupados tomaron la decisión al considerar provisional su actual empleo. A otras 4.100 personas les movía la inseguridad que vivían en sus puestos de trabajo, 2.200 deseaban buscar un empleo más adaptado a su formación y 1.700 querían recurrir a otro empleo para complementar el que ya tenían.

De todo ello se desprende que en la comunidad hay más de 66.000 parados, pero que otros 36.600 ocupados buscan otro empleo de forma activa, señala el análisis del INE.

Ayer mismo, la empresa de recursos humanos Randstad publicó otro informe en el que se subrayaba que más de 22.081 aragoneses buscan otro empleo este año a pesar de contar con uno en la actualidad. Es decir, el 22,3% de los demandantes de empleo en Aragón tiene trabajo, pero busca alternativas «ya sea para mejorar su situación actual o para compatibilizarlo con el que ya tienen».

La cifra es menor que la registrada en el 2018 en un 1,4% y aumenta en un 39% si se compara con el 2008, según Randstad. El dato más elevado de la última década se registró en el 2013, cuando había 28.130 ocupados buscando otro puesto de trabajo en la comunidad.

Huesca fue la que registró un mayor porcentaje de demandantes de empleo, el 32%. Por detrás de Huesca se sitúa Teruel, donde el 28,2% de los demandantes de empleos están ya ocupados, y cierra la lista Zaragoza con 19,6%.

En cuanto al volumen de demandantes de empleo ocupados, Zaragoza es la provincia que registra un mayor número de profesionales de estas características, 14.637. A esta le siguen Huesca (4.732) y en último lugar Teruel (2.712).

TEMPORALIDAD

Otro de los aspectos que refleja el análisis de la submuestra elaborado por el INE apunta que en la comunidad aragonesa había 118.000 asalariados con contrato o relación laboral temporal. El dato que llama la atención es que un total de 92.300 personas (50.800 mujeres y 41.600 hombres) tenían ese tipo de contrato porque no podían encontrar un empleo indefinido.

La proporción desciende de forma notable cuando entran en juego otro tipo de razones. Así, 9.600 aragoneses optaron por la contratación temporal porque no querían encontrar un puesto de trabajo fijo, mientras que 15.800 aragoneses esgrimieron otras razones para optar por la temporalidad.