+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DERECHOS SOCIALES

Más de 500 mayores ya tienen un detector de humo en su casa

Los bomberos de Zaragoza se encargan de su instalación y de dar charlas preventivas. Se trata de un servicio gratuito dirigido a personas de más 70 años

 

Los bomberos de la DPZ instalando uno de los detectores. - EL PERIÓDICO

CARLOTA GOMAR
23/01/2019

Los Bomberos de Zaragoza ya han instalado 552 detectores de humos en casas donde residen personas de más de 70 años. Se trata de una prueba piloto, impulsada por el Cuerpo de Bomberos, con la que se pretende reducir el número de sustos y disgustos en los hogares habitados por mayores que viven solos. Este aparato, que alerta de cualquier anomalía tiene una importante labor de prevención.

La concejala de Derechos Sociales, Luisa Broto, explicó ayer que desde que se puso en marcha el programa, el pasado mes de octubre, se han contratado 591 detectores, de los que 522 ya están asignados y 30 siguen pendientes de su instalación. Todavía hay 39 disponibles en la primera remesa de aparatos de este programa.

La campaña Los detectores salvan vidas se impulsó desde el Museo del Fuego de manera coordinada con la Oficina del Mayor y los servicios sociales comunitarios y cuando con una financiación de 17.877 euros (IVA incluido). Además de la instalación de los aparatos de detección de humo, los bomberos han realizado varias charlas informativas en el Museo del Fuego dirigidas a usuarios de dichos centros de mayores que están siendo atendidos por los servicios sociales. También han realizado una veintena de ponencias en los diferentes centros cívicos de la ciudad, a las que han asistido 571 personas, según informó ayer la concejala durante la comisión de su área y tras ser preguntada por el PP sobre el éxito de este programa.

Para Broto el resultado es muy «positivo» porque en tres meses se ha cumplido el objetivo de hacer ver la importancia que tiene que una persona mayor que vive sola disponga de este aparato y ya ha casi 600 hogares con este dispositivo de alarma.

No es la única medida que ha puesto en marcha desde el área de Derechos Sociales en materia de prevención y dirigida a personas mayores. Entre los proyectos destaca el programa de atención de caídas en el casa. El hogar es el lugar donde sufren el mayor número de accidentes, sobre todo caídas. Desde el área de Servicios Sociales se estima que anualmente la Policía Local puede llegar a atender entre 350 y 400 avisos por caídas de personas mayores en sus casas.

Para realizar una mejor atención y actuar ante este tipo de llamadas se creó un nuevo servicio sociosanitario en coordinación con la policía para la atención de emergencias que sufren los mayores en sus domicilio. En los seis primeros meses se realizaron 227 intervenciones en las que solo en un 3% de los casos se requirió de un ingreso hospitalario tras una caída.