+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

JUICIO POR AGRESIÓN SEXUAL EN ZARAGOZA

«Me eché a la bebida después de que me violara»

El acusado asegura que fue sexo consentido y la denunciante lo niega

 

El acusado, ayer, en la Audiencia Provincial de Zaragoza. - NURIA SOLER

L. M. G.
02/09/2020

La noche del 2 de marzo del 2019 nunca se le borrará de la cabeza a una joven zaragozana de 18 años, después de que fuera violada junto al puente de Santiago de la capital aragonesa. Desde entonces, tal y como reconoció ayer ante los magistrados de la Audiencia Provincial de Zaragoza, tiene problemas con el alcohol, «del que se intenta tratar» y que también le supuso la ruptura sentimental con su novio. Unas consecuencias que esgrimió para mantener la acusación por violación contra Ousman J.

El procesado, que afronta 7 años de prisión, reiteró a lo largo de su declaración que fue sexo consentido y que se conocían desde hacía un año. Lo que no pudo explicar es por qué el móvil de la víctima fue hallado junto a sus genitales cuando fue cacheado por la Policía Nacional.

La denunciante explicó que estaba tomándose una cerveza en la calle cuando el procesado se le acercó y entabló conversación con ella. «Soy bastante confiada, me dijo de comprar bebidas e irnos a la ribera del Ebro y fuimos», explicó al tribunal.

Ambos estuvieron en la hierba hasta que, según explicó, él se fue a orinar a un árbol. «Cuando vino debía llevar el condón puesto y me obligó a tener relaciones», señaló, mientras recordaba que se dio cuenta de que le faltaba el móvil. «Se lo pedí y me dijo que si le dejaba echar un polvo lo podría recuperar», añadió. «Yo le decía que no quería, me eché a llorar y después de que me violara me eché a la bebida», lamentó a preguntas del magistrado presidente de, José Ruiz Ramo, quien le animó a dejar de hacerlo.

Unos hechos que presenció un testigo que llamó al 091 de la Policía Nacional. Aunque aquél día comunicó que había visto una actitud extraña que movilizó a una patrulla de Seguridad Ciudadana, ayer este hombre dijo que «fue por algo de civismo, no vi normal que hicieran el amor ahí a los ojos de todo el mundo».  Para los agentes que intervinieron, la situación que se encontraron distaba de un comportamiento normal entre una pareja.

«Estaban discutiendo y ella llorando», afirmó uno de los agentes, que apuntó que Ousman J, le arrancó dos pendientes a la joven.

¡Ya a la venta por 15,00 €!

Labordeta, todos sus artículos en El Periódico de Aragón.

Consíguelo en tu punto de venta o en nuestra tienda OnLine

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España