+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La evolución de una gran compañía en la comunidad

Mercadona vende al grupo gallego Profand el 100% de Caladero

La firma de Juan Roig desinvierte tras un periodo de 9 años y 29 millones aportados. Los 600 empleos de la plantilla de Plaza se mantendrán tras la firma de la operación

 

Una de las líneas de producción de la planta de Caladero en la Plataforma Logística de Zaragoza. - EL PERIÓDICO

R. BARCELÓ
23/10/2019

Mercadona comunicó ayer la venta del 100% Caladero, empresa de referencia en el sector de pescado en bandeja en España con sede en Zaragoza, al grupo gallego Profand, proveedor especialista dedicado a la pesca, procesado y comercialización de productos del mar. La operación, cuyo importe no fue comunicado ayer por las partes, pone punto y final a casi una etapa de nueve años en los que la firma aragonesa ha estado bajo la tutela de Mercadona. En este periodo, la firma de Juan Roig ha invertido alrededor de 29 millones en Caladero después de su adquisición a finales del octubre del 2010. Entonces había 400 empleos en Plaza.

La operación, que está pendiente de la aprobación por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no supondrá pérdida de empleo, ya que Profand garantizará los 600 puestos de trabajo que Caladero tiene en la Plataforma Logística de Zaragoza. Y eso será posible gracias a la «complementariedad del negocio, la especialización y las sinergias a corto y medio plazo», apuntan Mercadona y Profand. Además, insisten en que la adquisición también supondrá el mantenimiento de las distintas plantas y la «consolidación y el crecimiento de ambos proyectos».

Además, la compra de Caladero por parte de Profand impulsará el crecimiento del grupo gallego y «consolidará su liderazgo en España tanto en volumen como en eficiencia y productividad, gracias a las importantes sinergias que podrá desarrollar».

Profand, que cuenta con ocho plantas de procesado ubicadas en cuatro continentes y que seguirá siendo interproveedor de Mercadona, incorpora con esta operación una nueva fábrica a las dos que actualmente tiene en España. También aportará una especialización en los procesos de pescados como, por ejemplo, salmón, dorada, lubina, sardina y truchas, que se suma a la que la compañía ya desarrolla en otros productos tradicionales como sepia, pulpo, calamar, pota y gambón, así como las nuevas soluciones congeladas para calentar y listo.

El acuerdo fue comunicado ayer a la plantilla de Caladero tras la visita de una delegación de Profand, encabezada por su propietario, Enrique García, en el que explicó a los trabajadores que la compra «nos permite ser líderes mundiales en la fabricación de productos con alto valor añadido». Mientras, el director general de Caladero, Juan Larraz, subrayó que la firma es hoy «sostenible e innovadora».

PROMESA CUMPLIDA

Con la operación se da por cumplida la promesa de Mercadona, que adquirió Caladero en el 2010 de forma «provisional». Ya en su día se dijo que el objetivo era su venta a corto y medio plazo. La compañía valenciana ya entró en el capital de Caladero en abril del 2009 con la adquisición del 16,5% de sus acciones por 24 millones de euros. Esta aportación se debió a las dificultades que arrastraba Caladero para obtener financiación para sus proyectos y a las exigentes condiciones de los bancos en plena recesión económica.

Ahora el grupo gallego, que tiene su sede familiar en Vigo y que cuenta con más de 25 años de experiencia, toma el timón de una de las compañías más relevantes de la comunidad aragonesa.