+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La ofensiva terrorista

REP

"Mi cama se levantó dos palmos"

 

Efecto Cristales rotos en una vivienda. - Foto:B. A.

BRUNO ACEÑABRUNO ACEÑA 23/12/2004

"Esta maña oí un gran estruendo que me despertó, al principio no quería abrir los ojos porque pensé que era uno de esos aviones que vuelan bajo y que van al polígono de tiro de las Bardenas, pero al mirar por la ventana vi un humareda que inundaba el pueblo entero y me hizo saltar de la cama". Así se despertaron muchos de los vecinos del hasta ahora tranquilo municipio de Luna.

Fue a las 07.13 horas cuando muchos de ellos se dieron el susto de su vida y comenzaba así uno de los días mas tristes para la localidad, mientras el resto de España esperaba que la suerte llamara a su puerta. "Me levanté pensando que me iba a tocar la lotería y en su lugar nos toca esto", comentaba el alcalde, Luis Miguel Auría.

Uno de los vecinos que mayor susto se llevó fue el teniente de alcalde, José Manuel Sanz, quien vive a 100 metros de la casa cuartel pero en dirección opuesta a la onda expansiva. "Desde el principio supe que un estruendo así tenía que ser de una explosión, por lo que salí a la calle y al ver la humareda me acerque hasta al casa cuartel".

En pocos minutos la zona se llenó de vecinos que se asustaron al mirar por sus ventanas. Tras unos minutos de incertidumbre los habitantes de la casa cuartel salieron por su propio pie.

Uno de los primero indicios que alertó a los vecinos fue el "intenso olor a pólvora y el color del humo", comenta Alejandro Duarte, otro de los afectados. Valentín Talavera fue quien primero alertó al teléfono de emergencias 112.

Las primeras valoraciones de daños apuntan a una docena de casa afectadas. "En mi casa se han roto todos los cristales de las ventanas, incluso han saltado los cerrojos", aseguró Eugenio Borao Otal. "Yo estaba durmiendo y la explosión me levantó la cama dos palmos". Además, algunos otros habitantes de Luna han visto cómo algunas paredes de sus viviendas se resquebrajaban.

Hoy a las siete de la tarde se ha convocado un concentración en la plaza mayor para "rechazar este tipo de actos terroristas y poder continuar con nuestras vidas en paz", señala Auría. Sin embargo, el 22 de diciembre de 2004, día del sorteo de Navidad, será difícil de olvidar para muchos de los vecinos de Luna.