+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

tragedia en el barrio de delicias de zaragoza

Muere un hombre de 33 años al incendiarse la cocina de su piso

El fallecimiento se debió a la inhalación del humo que se extendió por la casa . El fuego podría ser por un fogón que se quedó encendido o por un cortocircuito

 

Miembros de la Sangre de Cristo trasladaron el cadáver al Instituto de Medicina Legal de Aragón. - ÁNGEL DE CASTRO

EL PERIÓDICO eparagon@elperiodico.com ZARAGOZA
02/10/2017

Un hombre de 33 años y de origen ecuatoriano falleció ayer a causa de la inhalación de humo originado en el incendio de la cocina de la vivienda en la que habitaba, en una séptima planta de un bloque de viviendas ubicado en la calle Santa Orosia del barrio zaragozano de Delicias. Según informó el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza, el incendio se detectó por una persona que paseaba sobre las 08.38 horas de la mañana frente al edificio, tras avistar una columna de humo que salía por la ventana del inmueble.

El equipo de bomberos desplazado al lugar del siniestro, un vehículo de mando, un camión tanque, una grúa para alturas y una ambulancia medicalizada, forzó la puerta de entrada a la vivienda nada más llegar y localizaron en la cocina un pequeño fuego que se estaba extinguiendo por sí mismo después de horas de arder. Tras apagar las llamas, los bomberos localizaron en la cama de uno de los dormitorios a un hombre que aparentaba estar dormido y que no reaccionó al tratar de ser despertado.

Media hora después de sacar al ocupante del interior de la vivienda, el personal sanitario certificaba su muerte después de intentar su recuperación con maniobras de resucitación. Las fuentes citadas apuntan a la posibilidad de que el incendio hubiera generado una nube de humo que se habría extendido lentamente por el interior del inmueble, sin ser apercibido por el fallecido, J.M.V.

La combustión habría provocado la rotura de uno de los cristales de la ventana de la cocina y expulsado el humo al exterior, momento en el que fue detectado por el viandante que alertó a los bomberos.

Los propios vecinos del inmueble no se apercibieron del suceso hasta la llegada de los bomberos. Fuentes sanitarias apunta a la posibilidad de que el incendio, de reducido foco, se hubiera producido horas antes y que el ocupante llevara ya un largo rato fallecido. La policía científica investiga el origen de las llamas, que los bomberos atribuyen a un posible cortocircuito o al olvido de un fuego de la cocina que se quedó encendido.