+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA COMERCIALIZACIÓN DE UN JUGUETE SEXUAL

Un mundo de satisfacción

Las ventas del Satisfyer o succionador de clítoris se disparan en los sexshops de Zaragoza agotando incluso las existencias

 

Un dependiente de un sexshop de Zaragoza. - ÁNGEL DE CASTRO

S. P. M.
16/11/2019

El Satisfyer, o también llamado succionador de clítoris, ha llegado para revolucionar el género femenino dentro del mundo de la satisfacción sexual. Hace un tiempo puede que la gran mayoría de las personas no hubiera oido hablar de él pero, este último mes, se ha convertido en un tema que ha ido de boca en boca hasta conseguir que las cifras de ventas se disparen, tanto en tiendas físicas como a través del canal on line.

A pesar de que puede sonar como algo novedoso, el responsable de Lovestyle Sexshop, Luxman, ubicado en el barrio del Actur de la capital aragonesa, asegura que él fue «de los primeros» en traer este producto a España hace unos cuatro años. «Lo vi en la feria de Hannover, Alemania, lo fiché y me lo traje».

A pesar de que antes era un producto «que no convencía» debido a que costaba mucho, en los últimos tres meses «hemos tenido un boom increíble y con unas ventas muy elevadas que alcanzan los 15 o 20 artículos diarios» cuando antes se podía llegar a vender «solo uno al mes», explicó.

VARIEDAD

El precio, al igual que los clientes que se acercan a interesarse por el producto, es muy variado. El más económico tiene un costte de 30 euros y el perfil del clientes de este modelo suele ser gente joven. Aunque este precio suene apetecible, los más vendidos alcanzan cifras más elevadas que llegan hasta los 200 euros.

La estantería rebosa de diferentes modelos, pero, a pesar de eso, Luxman explicó que seis modelos ya los tiene agotados. «Ayer nos llegó mercancía con los nuevos modelos, recibimos un total de 20 unidades y hoy ya solo nos quedan seis». ¿Y los más caros? «También, agotados». Y es que la gente, en estos casos prefiere calidad a pesar de que el coste sea elevado. Una de las formas de mostrar a las clientas el estímulo es poniéndolo en la mano o en la nariz.

LA COMPETENCIA DE INTERNET

Desde este sexshop, aseguraron que internet no era una competencia en la venta de este tipo de productos debido a que ahí no podían probarlo y sobre todo ser asesorados por un experto en este ámbito. «Mucha mercancía barata de internet falla y no es de la misma calidad. Ahí ves cosas pero no sabes qué te vas a llevar», explicó el responsable del sexshop que aseguró que él tenía su clientela fija «donde más de la mitad, un 70%, son mujeres de todas las edades, desde jóvenes hasta mujeres de 75 años».

Los vendedores tienen claro el motivo del éxito de este producto, que no es otro que el boca a boca de gente conocida en el círculo más cercano. Y es que, hace unas semanas se habló de él en varios programas televisivos y han sido muchas las famosas que han dado su opinión, más que positiva (todo hay que decirlo) sobre este invento que asegura un 90% de satisfacción en las usuarias que caen en la red de la satisfacción. 

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla