+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL PERFIL

Un negociador víctima de las intrigas

 

Ureña, ayer, ante la puerta del palacio arzobispal. -

EL PERIÓDICO
13/11/2014

Tardó varios meses en hacer la mudanza para tomar posesión de la archidiócesis de Zaragoza. Se planteó incluso renunciar al nombramiento, tal y como reconoció a este diario siete años después. Venía de Murcia con dos estigmas: se había mostrado partidario del trasvase del Ebro y en algunos medios de comunicación decían de él que era demasiado amigo de empresarios y poderosos.

Manuel Ureña Pastor (Albaida, 1945) no llegó lo que se dice con buen pie a la capital aragonesa, pero nueve años después aquellas reticencias se han difuminado si no desaparecido.

De carácter rocero y conversación campechana, monseñor Ureña ha sabido conectar con políticos de todo signo, pero especial amistad ha entablado con el alcalde socialista de la ciudad, Juan Alberto Belloch, y el presidente regionalista de las Cortes de Aragón, José Ángel Biel. Buen negociador, ha rentabilizado a los amigos poderosos y ha logrado convenios que han permitido sacar adelante importantes actuaciones en el patrimonio eclesiástico aragonés, que encontró bastante deteriorado.

Con Endesa, Ibercaja, Telefónica o el Banco de Santander ha restaurado e iluminado las fachadas del Pilar; con Caja Madrid y el Departamento de Cultura recupera las pinturas de Goya en la basílica, ha renovado el palacio arzobispal, el seminario de San Carlos, la iglesia de la Cartuja, ha construido templos de nueva planta...

Sin embargo, ha sido en su terreno, el eclesiástico, donde ha encontrado más minas. Y no por desconocimiento de la realidad de su archidiócesis porque ha recorrido miles de kilómetros, muchas veces al volante, para conocer a los pastores y feligreses.

Con una población dispersa y un clero insuficiente y envejecido, Ureña ha buscado vocaciones fuera y ha intentado renovar y relanzar un seminario que, a tenor de lo que se publica en foros y blogs religiosos, "era el peor de España". Pero, al parecer, ha sido en estos páramos donde se ha topado con los obstáculos.

Entre laicos muy implicados con la Iglesia y sacerdotes de distintas corrientes de la misma se ha reconocido que esperaban que Ureña ejerciera en Aragón un aire "más dinamizador", al igual que había hecho en sus anteriores destinos como prelado. Sin embargo, son estos mismos los que dispensan al arzobispo valenciano y reconocen que ha sido víctima de las conspiraciones y las intrigas de un sector del clero, a cuya cabeza sitúan al arzobispo emérito de Zaragoza, Elías Yanes.

En septiembre del pasado año un foro digital oscense atribuía a este un viaje a Roma previo a la visita ad limina de los obispos españoles en el que habría denunciado la incapacidad de Ureña para desempeñar su ministerio y habría llegado incluso a promocionar a algunos de sus afectos --conocidos como yaneros--.

Lo cierto es que la sorpresa de su renuncia no ha dejado indiferente a nadie. Máxime cuando arguye "motivos de salud" que, por otra parte, le hacen sentirse "bien físicamente" y "espiritualmente fuerte". El tiempo dirá, pero es reseñable que el día de ayer, 12 de noviembre, estuviera dedicado a varios mártires y a San Josafat, un obispo que, según cuentan, derramó su sangre por la unidad de los cristianos.

   
5 Comentarios
05

Por Carlos 17:51 - 13.11.2014

Bastantes problemas tiene la Iglesia católica (falta de fieles, ausencia de vocaciones y otras muchas) para que ahora venga un emérito anciano y se cargue a un arzobispo que le cae bien a casi todo el mundo en esta Zaragoza. Sr. emérito, dedíquese a orar y no se meta en políticas medievales.

04

Por uno de Aragon 14:58 - 13.11.2014

Yanero vete a tu pueblo

03

Por Francha Menayo y Domingo 13:20 - 13.11.2014

Siento tristeza de esta noticia Ha sido Un Arzobispo bueno, que con sus defectos y sus afectos lo ha hecho lo mejor que le han dejado hacer, mejor de lo esperado, pero la sombra de ese miserable antiguo mudo de La Seo, le ha hecho por derecha y por torcida la vida imposible a Monseñor Ureña, una vez más le digo al Yanero, si aquí se ha quedado solo por que esta su madre enterrada, yo le pago el traslado a su pueblo y lárguese de esta tierra que ya estamos muy hartos, hartisimos de sus desvergüenzas y váyase a ver cuadros a su pueblo, si es que allí puede verlos en solitario, que lo dudo. Pero lárguese con viento fresco. Por que no va a dejar parar a ningún Arzobispo, como lo ha hecho con don Manuel.- Y de salud Ureña, esta bastante bien ha dimitido por presiones Yaneras. Es decir ha tirado la toalla ante tanta traición y tanta deslealtad desde dentro de su propia Iglesia Su mayor pecado ha sido en no haberse desecho de quienes le estaban zancadillando

02

Por José de Zaragoza 12:57 - 13.11.2014

¿Y J.R., nº 1, lo sabe?. ¿el periodista no puede elucubrar sobre algún dato que posea?. La verdad es que también a mí me ha sorprendido el comentario, pero porque no soy experto en asuntos curiales. Y me sorprende que un emérito viaje a Roma de chivatillo para hablar mal de su ordinario. ¿Chochea Dn. Elías?. El Sr. Urueña ha dicho ¡anda y que os den!. En una Vetusta provinciana como Zaragoza, tiene su aquel un comentario de está índole. Y me alegro que no haya un "nihil obstat" que permita que lo publique el periodista.

01

Por J.R. 11:29 - 13.11.2014

Me parece muy osado por vuestra parte el comentario del artículo. Parece que una parte de la Iglesia le haya hecho la cama. ¿Sabéis realmente lo que ocurrió?, ¿o se ocurrió algo? Todo lo demás sobra, sobre todo cuando tituláis el artículo, el perfil.