+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Javier Sierra: «Nuestro objetivo es transferir y movilizar conocimiento»

Dtor. del Instituto Agronómico del Mediterráneo

 

El director el IAMZ, Javier Sierra, en el auditorio del centro. - CHUS MARCHADOR

M. D. S.
09/06/2019

–¿Qué balance hace estos cincuenta años de instituto?

– Felicitarnos por haber mantenido una actividad constante desde los años 60. Eso es importantísimo, en un sitio tan duro como es Aragón, para un organismo internacional que fue de los primeros en los que España formó parte. En los 60 se vio que el sur de Europa tenía que jugar un papel clave en la producción de alimentos, y así fue. Hay que felicitarse por esa labor tan intensa, de tantos años, y teniendo un posicionamiento de marca de alto nivel en la oferta formativa de cuadros del sector alimentario.

– Destaca el carácter internacional del centro...

– Voy a hacer cuatro años como director y en el primero me encontré con alumnos de Singapur, a personas que venían de Suecia, a profesores de Corea del sur, muchísimos centenares de alumnos de todo el arco mediterráneo… me he encontrado profesores que son excelentes investigadores y es un lujo interactuar con todos ellos porque tratamos de construir redes de relaciones entre los profesores y expertos. En definitiva, transferir y movilizar conocimiento. Somos un hub de conocimiento.

– ¿Algo así como el nodo de una red?

– Somos un nodo. En determinados ámbitos, como la mejora genética, Zaragoza y este instituto tiene un posicionamiento claro en los mercados internacionales del conocimiento. Es una ruta. Nuestros cursos avanzados para profesionales implican que muchos expertos que están investigando en diferentes países europeos vengan aquí porque se van a encontrar con otros expertos de naturaleza semejante, se reconocen, entran en resonancia y elaboran proyectos en común.

– ¿Qué relación guarda con los otros institutos del Ciheam?

– Trabajamos en red. Somos cuatro centros de alta formación en el ámbito agroalimentario y medioambiental en el Mediterráneo, cuatro institutos con una coordinación general que está en París. Tenemos coordinaciones de programas educativos, intentamos que lo que hace uno no lo haga el otro para que haya una oferta variada y nos reforzamos.

– ¿Y con los otros centros del campus de Aula Dei?

– Nuestro fundador es el mismo que el del campus de Aula Dei. Tuvo una visión importantísima: Decidió que no era importante tener aquí profesores ni investigadores, sino sinergias con unos equipos. Hay cerca de 400 personas aquí trabajando en ciencia. Tenemos una relación privilegiada, sinergias en proyectos, profesores nuestros son investigadores suyos, otros han sido alumnos nuestros, mandamos estudiantes para hacer prácticas en los equipos de investigación… no se podría entender el IAMZ hoy en día sin el entramado que hay aquí. Y eso es lo importante, generar una marca de investigación de Aragón, del campus de Aula Dei, como uno de los más antiguos y prestigiosos que hay en nuestro país.

– Precisamente, ¿cuál es la importancia del fundador, Ramón Esteruelas?

– Fue un visionario, doctor ingeniero agrónomo. Un precursor de lo llamado hoy en día diplomacia científica, un investigador y también dirigente de la política de investigación. Este señor tuvo la visión de crear un espacio de cooperación en unos momentos en los que Europa estaba bullendo, con organismos como la CEE. Pensó que en el sur, un espacio con mucha potencialidad agraria, tenía que haber uno de cooperación. Sin él, esto no se hubiera gestado. Tuvo la fuerza y el tesón característico de los aragoneses, con una visión y con la capacidad y el poder de generar un montón de conexiones para hacer realidad este organismo. Y eso no resulta nada fácil en las esferas internacionales.