+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VILLANUEVA DE GÁLLEGO

El nuevo presupuesto aprobado supera los nueve millones de €

El consistorio destina una mayor cantidad para gastos sociales

 

EL PERIÓDICO
23/01/2019

El equipo de gobierno de Villanueva de Gállego ha sacado adelante los presupuestos de 2019 para la localidad zaragozana. Las cuentas municipales, que este año superan los nueve millones de euros, aumentan las partidas en los capítulos de inversión, asociacionismo y gastos de personal, y contemplan a su vez la bajada del IBI y otras tasas.

La alcaldesa de Villanueva de Gállego, Elisa Sacacia, de Ciudadanos, destacó «el trabajo del equipo de gobierno municipal, que ha permitido aprobar un presupuesto consensuado y que mejora el proyecto de futuro de la localidad». De hecho, las cuentas anuales «fueron aprobadas con el voto a favor de todas las fuerzas políticas y la abstención del Partido Socialista» y «no se realizaron enmiendas al mismo».

Elisa Sacacia aseguró que estos presupuestos «son realistas», dado que, según señaló, se han elaborado con «un estudio previo, teniendo en cuenta la propia liquidación del 2017 y el avance de liquidación del 2018». Asimismo, se destaca el aumento en el capítulo de inversiones, con proyectos como la urbanización del sector industrial 13 y del APAI1 residencial, así como el nuevo acceso a instituto de educación secundaria, con la urbanización de la Val.

Todo ello resulta factible debido a una previsión del aumento de la venta de terrenos y naves industriales, así como a las ya realizadas a lo largo del 2018.

Por otra parte, los presupuestos también recogen un impulso a las partidas sociales. Se aumentan, con una media del 3,85%, los gastos corrientes en bienestar social, cultura, educación, deporte, juventud y festejos y las aportaciones al asociacionismo villanovense suben un 10%. Estas mejoras se logran reduciendo la presión impositiva, ya que se anuncia la bajada de varias tasas, como el IBI.

Por otro lado, se seguirá amortizando deuda, casi 300.000 euros, y se ampliarán los gastos de personal para la modificación de la plantilla.