+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

100.000 euros

Las obras de Isaac Peral, Ramón Pignatelli y paseo Echegaray comenzarán el lunes

Esta actuación, que se desarrollará en tres fases para permitir el acceso a los garajes particulares, también incluirá labores de reparación de los deterioros de las aceras por el paso del tiempo

 

Las obras de Isaac Peral, Ramón Pignatelli y paseo Echegaray comenzarán el lunes - SILVIA CANUT

EFE
04/01/2018

Las obras de mejora de la vía y de la red de abastecimiento de agua de las calles de Zaragoza Isaac Peral, Ramón Pignatelli y el Paseo Echegaray y Caballero, en las que se van a invertir más de 100.000 euros, comenzarán el próximo lunes 8 de enero.

En Isaac Peral se renovará el tramo de acera que conecta la calle San Miguel con la calle Jerónimo Zurita, cuyas baldosas están muy desgastadas, y se sustituirá la actual tubería de abastecimiento por otra de fundición dúctil que es más resistente a las roturas.

La actuación, que fue seleccionada en el proceso de presupuestos participativos de 2017, durará cerca de dos meses y obligará a cortar el tráfico rodado en algunos tramos de la calle hasta en dos ocasiones, según han informado fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Además, como resultado de esta renovación de la acera, en el lado de los números pares se va a eliminar la banda de estacionamiento en línea.

Por otro lado, se va a llevar a cabo una reparación de las zonas deterioradas del paseo Echegaray y Caballero en la zona comprendida entre el puente de Hierro y el de La Unión, donde se encuentran varias baldosas sueltas o desprendidas, obras que durarán cerca de tres semanas.

También está previsto iniciar la obra de reparación de los deterioros en la acera del paseo en el tramo comprendido entre la calle Eduardo Taboada y el Camino de las Torres, lugar en el que se ha formado un resalte de 10 centímetros que genera un riesgo para los peatones.

Mientras se lleven a cabo los trabajos, en todo momento se garantizará el tránsito y la seguridad peatonal y se prohibirá el estacionamiento próximo a la zona donde se desarrollen las obras, ha explicado el Ayuntamiento en la nota de prensa.

Por último, en la calle Ramón Pignatelli se va a llevar a cabo un proceso de elevación de la calzada, entre la Avenida César Augusto y la calle Caballo, para que quede al ras con las aceras y se reduzca, de esa manera, la peligrosidad de algunos tramos que son muy estrechos.

Esta actuación, que se desarrollará en tres fases para permitir el acceso a los garajes particulares, también incluirá labores de reparación de los deterioros de las aceras por el paso del tiempo.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.